Cómo domesticar una iguana verde

Escrito por jessica schira | Traducido por ramiro rementeria
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo domesticar una iguana verde
Las iguanas verdes pueden ser excelentes animales domésticos. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

En la naturaleza, las iguanas verdes se pueden ver en la selva tropical de América del Sur. Cuando están bien desarrolladas, una iguana adulta puede medir de 4 a 6 pies de largo (1,2 a 1,8 metros). Las iguanas no solo tienen un sentido muy desarrollado de la vista y el olfato, sino que son también muy inteligentes. Pueden ser buenos animales domésticos para cualquiera que esté dispuesto a tomarse el tiempo para cuidarlas adecuadamente y entrenarlas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Comienza a domesticar a tu iguana verde cuando aún sea joven. Cuanto mayor sea la iguana, más difícil será de domesticar.

  2. 2

    Dale a tu iguana tiempo para acostumbrarse a tu presencia. Acércate a su jaula y simplemente quédate allí, dándole la oportunidad de conocerte. Habla mientras la alimentas, lo que le ayudará a asociar tu voz con algo bueno y positivo. Asegúrate de que tu tono voz sea calmo.

  3. 3

    Comienza a leer el lenguaje corporal de tu iguana. Si extiende su papada cuando te acercas, puede significar una de dos cosas: que tenga miedo o quiera atacarte. Si tu iguana mueve la cabeza, azotando su cola, o tiene la boca abierta, te estará mostrando signos de agresión. Si no tienes ninguna experiencia previa con las iguanas verdes, encuentra a alguien que te enseñe cómo tratar a una iguana agresiva.

    Si la papada se extiende, pero tu iguana está tranquila, no es más que miedo y debes darle tiempo suficiente para aprender a confiar en ti. Si tu iguana reconoce tu presencia o simplemente te mira, quiere decir que ya se ha ajustado a su nuevo entorno y está lista para ser manipulada.

    Si tu iguana no muestra ninguna reacción en absoluto, probablemente esté enferma, y debe ser llevada al veterinario inmediatamente.

  4. 4

    Coloca la mano en la jaula de tu iguana. No muevas la mano delante de su cara o directamente por encima de su cabeza, ya que la iguana va a pensar que este es un movimiento depredador. Comienza colocando la mano en el lado opuesto de la jaula de tu iguana. Cada día, mueve tu mano un poco más cerca de tu mascota. Finalmente, debes estar lo suficientemente cerca como para ofrecerle un poco de lechuga directamente de tu mano.

  5. 5

    Una vez que tu iguana tome el alimento de tu mano, puedes empezar a acariciarla. Mantente suave y háblale todo el tiempo. Una vez que se relajan, a las iguanas les encanta ser acariciadas y mimadas.

  6. 6

    Cuando notes que tu iguana está empezando a buscar tu toque, es hora de empezar a recogerla. Asegúrate de que ambas manos estén debajo de su vientre y el contacto sea suave; pero lo suficientemente firme como para tu iguana se sienta cómoda. Mantén tus movimientos lentos y habla con el animal de una manera relajante.

  7. 7

    Levanta tu iguana al menos una vez al día.

  8. 8

    Una vez que tu iguana permita que la levantes sin problema, es hora de empezar a enseñarle algunas palabras básicas. Las palabras que todas las iguanas deben conocer son: "no", "malo" y "bueno". Asegúrate de hablar en un tono de voz que le demuestre a tu iguana si estás contento o satisfecho con lo que ella ha hecho.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles