La eficiencia del gas natural vs. el propano

Escrito por patrick robartaigh | Traducido por dinorah rodríguez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La eficiencia del gas natural vs. el propano
El propano se almacena en forma líquida en grandes tanques. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El gas natural y el propano se utilizan ampliamente en calefacción, cocina, generación de electricidad y aplicaciones industriales. Aunque existen diferencias en cuanto a su densidad energética, tanto el gas natural como el propano arden casi a la misma temperatura, por lo que su precio y disponibilidad son las principales consideraciones para la mayoría de los consumidores residenciales. El propano tiene más energía calorífica por unidad que la gasolina, aunque casi siempre es más caro, lo que hace al gas natural la elección más eficiente.

Otras personas están leyendo

Gas natural

El gas natural es un combustible fósil compuesto principalmente de metano, junto con pequeñas cantidades de butano y propano. Otros elementos traza, como los pentanos, se encuentran en la mayoría de las mezclas de gas natural. El gas natural no es líquido a temperaturas y presiones atmosféricas normales, y resulta principalmente de la descomposición de material orgánico. El gas natural se forma como un subproducto de la descomposición de gran variedad de materia orgánica, a partir de las termitas en los rellenos sanitarios. Se quema de forma más limpia que el propano, haciéndolo una fuente de energía un poco más amigable con el medio ambiente.

Propano

El propano es un combustible fósil también, formado a partir de la descomposición de pequeños organismos marinos y plantas a través de millones de años. En su estado natural, el propano se entremezcla con depósitos de petróleo y gas natural en formaciones rocosas subterráneas profundas. Siendo un gas a temperaturas y presiones normales, el propano se convierte generalmente a líquido para facilitar su almacenamiento y transporte e incrementar su densidad energética. Se almacena en tanques en el sitio de utilización, en vez de transportarse desde una ubicación central, como el gas natural.

Eficiencia térmica

El gas natural y el propano tienen temperaturas de inflamación casi idénticas, ardiendo aproximadamente a 3.560 °F (1.960 °C). Aunque requieren diferentes tamaños de tubería y quemadores, al final ambos producen la misma cantidad de calor, aunque con diferentes densidades. Un solo pie cúbico (0,028 m3) de gas natural produce 1.012 BTUs de energía (255,024 kcal), mientras que un pie cúbico de propano produce cerca de 2,5 veces esa cantidad, 2.520 BTUs (635,040 kcal). Se utilizan tubos y conexiones más grandes en las instalaciones de gas natural para compensar su menor densidad energética.

Rentabilidad

Aunque el gas natural tiene menos de la mitad del contenido energético del propano, esta diferencia es irrelevante para el usuario final. El gas natural se vende generalmente en termias, cantidad de gas necesaria para producir 100.000 BTUs de energía (25.200 kcal), mientras que el propano se vende en galones, cada uno de los cuales produce 91.660 BTUs de energía (23.098,320 kcal). Las termias de gas natural son casi siempre más baratas que los galones de propano, lo que indica que el gas natural suministra la misma cantidad de energía a un menor precio, haciéndolo la opción más rentable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles