Cómo empaquetar galletas y dulces caseros

En el empaquetado de dulces caseros para hacer un regalo, la presentación es clave. Un regalo de golosinas bien empaquetado demuestra cuidado y profesionalismo que pueden hacer que hasta las más sencillas galletas de azúcar se vean elegantes. El empaque depende del tipo de dulce o galleta: si es grande o pequeño, blando o duro, delicado o resistente. Más allá del tipo de empaque que uses, aplica tu creatividad y experiencia y seguramente logres impresionar a tus amigos y familiares.

biscuit gift image by Adrian Hillman from Fotolia.com

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Envuelve cada dulce en un papel celofán o en un papel parafinado y acomódalos en un envase. Esto funciona mejor con paletas de chocolate o caramelo o con caramelos caseros.

Paso 2

Amarra el papel celofán alrededor de las paletas con un cordel o un lazo. Para los caramelos pequeños, retuerce los extremos del papel parafinado en direcciones opuestas.

Paso 3

Empaqueta las paletas juntas (de tres a diez en cada paquete) y átalas con un lazo grande, o colócalas en una vasija, un jarro o una maceta y átale un lazo o moño. Agrega una pequeña tarjeta con una nota al empaque, por ejemplo: "¡Feliz cumpleaños, Annie!" o "Felicitaciones por su compromiso, Peter y Sally". Llena bolsas o cajas de regalo con los caramelos envueltos individualmente.

Paso 4

Pon galletas, trufas de chocolate, caramelo o maní en cajas de regalo, tanto para presentarlas de manera prolija como para protegerlas. Elige atractivas cajas de regalo prefabricadas de cualquier tienda de artesanías o de dulces (generalmente de cartón parafinado o cajas de metal) que tengan tapas plegables o removibles. El blanco funciona bien para cualquier ocasión, pero también es posible encontrar cajas estampadas o con diseños festivos. Elige cajas más grandes para galletas y más pequeñas para caramelos y trufas.

Paso 5

Forra las cajas con papel parafinado y acomoda cuidadosamente los dulces o las galletas. Coloca papel parafinado entre cada capa de dulces o galletas para evitar que se rocen o que se derritan unos sobre otros.

Paso 6

Cierra la caja y asegúrala con una etiqueta autoadhesiva o un sello decorativo. Si la caja no trae un lazo, ata uno alrededor de la caja o adhiérelo sobre la tapa. Al igual que con los empaques para paletas, añade una pequeña tarjeta de regalo o una nota.

Paso 7

Llena bolsas de regalo (bolsas de papel parafinado o de celofán estampadas o lisas) con dulces duros, como caramelos duros envueltos por separado o turrón de maní. Evita usar bolsas de regalo para dulces blandos o frágiles, como dulces de azúcar o trufas. Del mismo modo, las galletas pueden dañarse fácilmente en bolsas de regalo. Galletas duras, como galletas escocesas de mantequilla o galletas glaseadas, pueden empaquetarse en bolsas de regalo.

Paso 8

Retuerce el extremo superior de la bolsa de regalo y asegúrala con un lazo de torcedura o con un cordel fino. Cubre el lazo de torcedura o el cordel con un cinta decorativa y átala en un moño. Si usas una bolsa de papel, dobla el extremo superior hacia abajo y asegúralo con una grapa o una etiqueta autoadhesiva.

Paso 9

Añade una nota o tarjeta de regalo al lazo o adhiere una etiqueta autoadhesiva decorativa en el frente de la bolsa de papel.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente