Cómo enseñar a un adolescente a tener control de los impulsos

Escrito por peter evans | Traducido por carlos alberto feruglio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñar a un adolescente a tener control de los impulsos
El control de los impulsos para los adolescentes implica "repeticiones de acción" tranquilas y de buen humor. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Los adolescentes que no tienen la capacidad para retener las acciones impulsivas y el discurso con frecuencia aleja a sus compañeros y adultos por igual. El control de los impulsos se inicia en la infancia, con ganancias sustanciales generalmente adquiridas por el tiempo que el niño comienza la escuela. Los psicoanalistas, como Peter Fonagy, han argumentado convincentemente que el control de impulsos tiene que ver con "la regulación afectiva",la capacidad de auto-modular las fluctuaciones de los estados emocionales y restringir el comportamiento en consecuencia. Los adolescentes con deficiencias en el control de impulsos requieren mucha paciencia y una orientación cálida y con la cabeza despejada. En efecto, tienen que aprender nada menos que el arte de hacer amistades.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Para enseñar a los adolescentes a controlar sus impulsos, necesitarás lo siguiente:
  • Cuaderno
  • Bolígrafo
  • Hojas grandes de papel (A3 al menos)
  • Rotuladores de colores

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Aprende el arte de permanecer calmado

  1. 1

    El psicoanalista Donald Winnicott cree que los adultos interesados ​​en el cuidado y la educación de los adolescentes inevitablemente encontrarían un período de "actuación" de su parte en algún momento. Recomendó responder amablemente pero con resiliencia a los desafíos, sin tomar represalias o colapsando. Su consejo sigue siendo pertinente: traicionar la ira y volverse vengativos por la actuación de un adolescente impulsivo vertira combustible a las llamas, mientras que desintegrarte en súplicas llorosas para un mejor comportamiento o sentimiento de culpa "mea culpa" ("todo es mi culpa que seas así ") dejará la sensación al adolescente de que él/ella ha causado un daño irreparable. Evita ambas reacciones a toda costa.

  2. 2

    Comienza con la observación. Los padres pueden anotar en un diario cuándo, dónde y en torno al qué se producen arrebatos impulsivos. Los patrones a veces sólo se hacen visibles en un diario ¿TSu hijo se vuelve más impulsivo y agresivo en compañía de un hermano o de otra parte, o en situaciones sociales? Céntrate en dondequiera que aumente la impulsividad. Los profesores pueden hacer algo similar al notar el comportamiento en clase (y si es posible el comportamiento en el patio de la escuela) ¿Es diferente el comportamiento entre el ambiente más estructurado de la clase y el patio del colegio menos supervisado? Ten en cuenta las observaciones durante aproximadamente 1 semana para conseguir una buena base.

  3. 3

    Con frecuencia, los adolescentes con poco control de los impulsos se relacionan más fácilmente en una relación uno a uno, sobre todo con los adultos, un indicador de que la ansiedad puede estar detrás de su conducta problemática en situaciones sociales (especialmente las relativamente no estructuradas). "Actuar" realmente significa liberar la mente y el cuerpo de las ansiedades a través del aumento de la actividad física, incluyendo aparente agresión, en lugar de aferrarse y tratar de aprender a comprender y gestionar mejor. Ayudar a los adolescentes a aprender el arte de la regulación del afecto implica ayudar a aferrarse a las ansiedades incómodas en lugar de arrojarlas a la basura.

  4. 4

    Comienza con una simple línea de dibujo de un contorno humano (no muy diferente de las que se encuentran en las puertas del baño). En un entorno tranquilo y calmado explica a la persona joven que lo ayudarás a entender por qué sus intentos de mantener amistades va mal y por qué los adultos se molestan con él tan a menudo. Él no es "malo", su cuerpo simplemente reacciona más rápido que su mente cuando se siente incómodo. Aquí, vamos a frenar todo bien y darle a su mente la oportunidad de ponerse al día y salir adelante. ¿De dónde nota la tensión que aparece por primera vez en su cuerpo, si de verdad intenta recordarlo? Invítalo a marcar en el dibujo lineal dónde comienzan las primeras sensaciones de ansiedad.

  5. 5

    A pesar de que un adolescente puede sentir que la ira, por ejemplo, simplemente "sucede", recuérdale al joven que está haciendo un lento movimiento de repetición de la acción aquí. ¿Dónde empieza? ¿Qué pasa después? El adolescente puede notar por primera vez que su corazón comienza a latir, la respiración se vuelve más rápida, las palmas pueden comenzar a sudar, ya que siempre aumenta a una erupción. Registra esto en la tabla de la secuencia, usando colores para representar los grados de peligro. Esta persona ya está empezando a aprender cómo prevenir explosiones. Practica estrategias de "tiempo fuera", es decir, formas de salir de la situación de estrés durante unos minutos en un una etapa temprana de calmarse.

Consejos y advertencias

  • Persevera y nunca expreses decepción. Los adolescentes impulsivos necesitan mucho estímulo e inevitablemente van a experimentar reveses hasta que adquieran los rudimentos de la regulación del afecto. Tu calidez y tranquilidad ayudarán al modelar estas características para que los adolescentes emulen.
  • Trata de mantener reuniones periódicas de este tipo en un entorno tranquilo relajante, y tranquiliza a los jóvenes diciéndoles que vas a seguir estando allí hasta que se vuelvan confiados.
  • Al igual que con todo el trabajo con adolescentes, nunca tires la toalla, incluso si tu hijo "olvida" reunirse contigo. En este tipo de trabajo terapéutico, simplemente acepta un cierto grado de falta de fiabilidad de este individuo. Los adolescentes que luchan fácilmente se sienten rechazados y pueden necesitar probar tu compromiso con ellos, esto es lo que "olvidar" significa por lo general. De buena gana organiza la próxima reunión y espera verlo o verla la próxima vez, los adolescentes deprimidos a menudo necesitan los adultos para mantener la esperanza y la fe de que pueden mejorar durante períodos prolongados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles