Cómo enseñar obediencia a los niños

Escrito por shannon philpott Google | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñar obediencia a los niños
Enseña obediencia a un niño.

Un hijo obediente es alguien respetado y que respeta las palabras de los adultos responsables y de sus padres. Enseñar obediencia a los niños puede ser difícil a veces, pero el resultado de los valores aprendidos depende fuertemente del enfoque y de la coherencia. Dar pequeños pasos hacia la enseñanza de la obediencia hará que el niño madure y se desarrolle a un nivel apropiado para su edad.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Enseña obediencia a un niño

  1. 1

    Toma en cuenta la edad del niño. Es importante saber que un niño de dos años tiene menor posibilidad de seguir una orden que un niño de diez años. Considerar la edad es esencial para saber qué esperar y aceptar de ellos durante el proceso. Ajusta el nivel de expectativa sobre la base de patrones de conducta individual, personalidad y edad.

  2. 2

    Trata a tu hijo como un ser humano. En lugar de verlo como una posesión, como muchos lo hacen en la cultura occidental, trata de verlo como una persona que merece respeto. Como adultos, muchas veces nos olvidamos de que los niños siguen nuestro ejemplo y si insistimos en no respetarlos, ellos nos faltarán al respeto y a nuestra palabra.

  3. 3

    Alivia las actitudes negativas en ti mismo primero. Los niños serán capaces de sentir cuando estás dando órdenes por egoísmo o en su beneficio. Dar directivas egoístas hará que un niño sea egoísta, ya que seguirá tu ejemplo. Trata de dar directivas que son a la vez esenciales y por su propio bien, ya que esto les permite sentir tu verdadera preocupación por ellos.

  4. 4

    Controla el volumen de tu voz al hacer demandas. La ira puede ser transferida de una persona a otra como la electricidad a un conductor, por esto debes tener cuidado de cómo haces exigencias a tus hijos. En lugar de gritar, trata de mantener tu voz calmada y en un nivel bajo que sea a la vez firme y centrado. Controlar tu tono de voz y tu ira te ayudará a enseñar a tu hijo a que no se moleste o se rebele contra lo que dices por la ira transferida.

  5. 5

    Respalda lo que dices. La inmadurez y la curiosidad de un niño significa que pondrá a prueba los límites de tu paciencia y de su propia autoridad. Recuerda que en estos tiempos en que todavía son niños, no están siempre tratando de hacer que te molestes deliberadamente. Continúa tus reglas con consistencia firme sin ser dominante. Ignora el comportamiento inmaduro. Esto evitará que te conviertas en un dictador ante los ojos de tu hijo.

  6. 6

    Premia el buen comportamiento y obediencia. El refuerzo positivo siempre funciona mejor en un niño que el castigo por un comportamiento negativo o desobediencia. Consistentemente recompensa a tu hijo con cosas pequeñas como sus aperitivos favoritos, tiempo de juego extra, o afecto personal por su buen comportamiento cuando obedece.

Consejos y advertencias

  • Evita enviar el mensaje equivocado a tu hijo. Si te molestas mucho, toma un segundo para enfriarte antes de darle una orden. Esto dará lugar a una respuesta más tranquila y más a menudo, van a seguir tu ejemplo y se calmarán.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles