Vida

Cómo entrenar un caballo de cuarto de milla para correr

Escrito por darla ripley | Traducido por mar bradshaw
Cómo entrenar un caballo de cuarto de milla para correr

Un caballo bueno y bien entrenado equivale a un gran final.

race horses image by Clarence Alford from Fotolia.com

Un entrenador experimentado con un caballo registrado saludable y bien criado de al menos 2 años de edad tiene un futuro caballo de carrera. Para entrenar a tu propio caballo debes ser consecuente y diligente, pero a nivel financiero bien vale el esfuerzo. No hay nada como la satisfacción y el orgullo de pararse en el círculo de los ganadores como dueño y entrenador.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un filete
  • Una brida
  • Riendas cerradas
  • Una silla de montar
  • Una cincha
  • Una silla de ejercicio con estribos
  • Agua
  • Heno
  • Puertas de largada
  • Licencia para entrenar en el estado donde correrás
  • Título de propiedad del animal del estado donde correrás

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Trota con tu caballo ligeramente por 1 milla (1,5 Km) ascendiendo a 2 millas (3 km) diarias por las primeras dos semanas luego de embridarlo y ensillarlo. Entrena seis días por semana durante esta primera etapa.

  2. 2

    Incrementa la carga de trabajo de tu caballo por un par de días luego de que veas que respira con facilidad durante las 2 millas (3 km) de trote. Combina una milla (1,5 Km) de trote y una milla (1,5 Km) de galope espaciadas día por medio por dos a tres semanas hasta que el animal termine su entrenamiento con energía de sobra. Gradúa a 2 millas (3 Km) de galope un día y trote liviano al día siguiente, durante seis días por semana.

  3. 3

    Trota con tu caballo una milla (1,5 Km) para empezar el trabajo de velocidad. Presiónalo para que vaya a toda velocidad por tres furlongs (600 m). Repite cada semana a 10 días intercambiando la distancia de tres furlongs a cuatro furlongs (800 m) en cada paseo.

  4. 4

    Desensilla a tu caballo en el establo luego del entrenamiento. Enjuágalo con agua tibia. Pasea a pie a tu caballo o colócalo en un andador para relajar sus músculos y evitar que el ácido láctico se acumule en estos, lo cual se llama atadura.

  5. 5

    Ubica a tu caballo ya relajado en su establo con al menos dos recipientes de 5 galones (25 L) de agua y dos fardos de buen heno o legumbres. No alimentes ni des agua de beber a un caballo antes de que se enfríe. Esto podría causarle cólicos.

  6. 6

    Pasea a tu caballo a través de las puertas de largada abiertas luego de que haya recuperado el aliento después del entrenamiento. Deja que el animal se pare en la casilla con ambas puertas, la trasera y la del frente, abiertas por varios minutos. Practica este ejercicio hasta que tu caballo se pare cómodamente y camine a través de las puertas.

  7. 7

    Cierra la puerta del frente y pasea a tu caballo cómodamente dentro de la casilla. Cierra la puerta trasera. Deja que se quede parado dentro de la casilla cerrada por uno o dos minutos. Abre la puerta del frente e indica a tu caballo que salga. Repite este ejercicio en cada período de entrenamiento logrando una salida a puro galope desde la apertura de la puerta.

Consejos y advertencias

  • Un caballo de cuarto de milla (400 m) debe tener dos entrenamientos oficiales con tiempo medido dentro de un período de 45 días antes de comenzar una carrera a menos que haya corrido dentro de ese período de tiempo. También necesitarás una licencia de entrenador y el título de propiedad del animal del estado en el que corras.
  • Haz que un herrero profesional y experimentado recorte y calce los cascos de tu caballo por lo menos cada seis semanas y antes de cada carrera.
  • El incremento del ejercicio quema calorías rápidamente por lo que se requiere más alimentación diaria para mantener la energía. Alimenta a tu caballo con heno o legumbres de buena calidad, más un buen alimento con al menos 14 por ciento de contenido de proteínas en cantidades calibradas según el peso del animal.
  • Provee agua limpia y fresca a tu caballo.
  • Prepárate con un entrenador exitoso y experimentado de caballos de carrera por un par de años. Dos entrenadores famosos de ganadores del Derby de Kentucky que empezaron como entrenadores de caballos de cuarto de milla (400 m) son D. Wayne Lucas y Bob Baffert.
  • No ignores los signos de estrés, enfermedad o lesión. Tu veterinario debería ser tu guía sobre lo que significan estos signos y cómo tratarlos.
  • Revisa las patas de tu caballo antes y después de cada entrenamiento en busca de zonas calientes. El calor en las patas de los caballos puede ser un signo temprano de lesión.
  • Nunca entrenes ni hagas correr a un caballo si los cascos están flojos o ha perdido alguno. El calzado inapropiado puede provocar lesiones rápidamente.
  • Observa los hábitos de comida y bebida de tu caballo. Si este se recuesta y rueda repetidamente, esto podría ser un signo de la presencia de cólicos. Consulta a un veterinario de inmediato si estos síntomas se presentan.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media