Cómo entrenar a un cachorro para que se mueva con la correa puesta

Escrito por david stewart | Traducido por silvina ramos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo entrenar a un cachorro para que se mueva con la correa puesta
Pon a práctica tu paciencia y persistencia para entrenar exitosamente a tu cachorro con la correa. (cute puppy dog doggy cutie image by alma_sacra from Fotolia.com)

Caminar con una correa puesta no es algo natural para un cachorro, por eso eres responsable de enseñarle a tu cachorro cómo debe hacerlo. Con el entrenamiento adecuado, tu cachorro pronto se acostumbrará a la correa. Mientras más temprano comiences con el entrenamiento, más rápido podrás observar los resultados. Entrenar a tu cachorro con la correa es una tarea bastante fácil y puede ser agradable para ti pasar una considerable cantidad de tiempo con tu querido compañero.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Acostumbrar al cachorro al collar o arnés alrededor de su cuello es el primer paso en el entrenamiento. La elección de un collar o arnés depende de la comodidad que sienta tu cachorro. Muchos perros pequeños prefieren un arnés para que la correa no se caiga de sus cabezas. Algunos dueños de perros grandes prefieren un arnés ya que les facilita el control de la fuerza del perro.

  2. 2

    Coloca el collar en el cuello del perro y juega con él o aliméntalo para que el perro reconozca al collar como algo bueno y divertido. Es posible que tu cachorro intente arañar el collar o frotarse contra este, pero déjaselo puesto hasta que se olvide del collar.

  3. 3

    Luego acostumbra a tu cachorro a la correa. En el caso de tener cachorros jóvenes, elige una correa hecha de tela o nailon en vez de una correa de cuero o una cadena. Una vez que el cachorro olfatee la correa, colócala alrededor de su collar.

  4. 4

    Camina con tu perro dentro de la casa. Si el cachorro tira de la correa, dale un tirón corto y rápido y haz caminar al perro en la dirección contraria. Cuando cambias la dirección, espera a que el perro te alcance en vez de arrastrarlo. Repite este método hasta que el perro entienda que tú paseas al perro y no que el perro te pasea a ti. Cuando haga algo bien, alábalo para que entienda que ese es el comportamiento esperado. Limita el entrenamiento a sesiones breves todos los días.

  5. 5

    Extiende el entrenamiento con correa al patio o alrededor de la casa. Si el perro tira de la correa, deja de caminar y dile al perro que vaya hacia ti. De esta forma el perro comprenderá que resistirse a la correa no es un comportamiento adecuado y que el único comportamiento aceptable es que camine junto a ti con la correa puesta.

  6. 6

    Sé persistente. Continúa con el entrenamiento hasta que el perro no tire o se arrastre contra la correa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles