Establecimientos correccionales para mujeres

Escrito por jill davis Google | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Establecimientos correccionales para mujeres
Existen 28 establecimientos correccionales para mujeres en los Estados Unidos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La Oficina Federal de Prisiones gestiona la mayoría de los establecimientos correccionales federales en los Estados Unidos, mientras que un pequeño porcentaje funciona de forma privada. Existen 28 instituciones para mujeres, con cinco niveles de seguridad distintos. Algunos de estos son exclusivos para el sexo femenino, mientras que otros albergan prisioneros de ambos sexos. El sistema de prisión federal está dividido en seis regiones en los Estados Unidos, con al menos una prisión de cada tipo en cada una.

Otras personas están leyendo

Establecimientos de seguridad mínima a máxima

Dos campos de prisioneros federales, Alderson, en West Virginia, y Bryan, en Texas, albergan a mujeres. Estas son instituciones de mínima seguridad con programas de trabajo y un perímetro de cercas limitado. Siete campos satélites las albergan: Coleman y Marianna en Florida, Greenvile en Missouri, Lexington en Kentucky, Perkin en Illinois, Phoenix en Arizona y Victorville en California. Todos ellos son de mínima seguridad ubicados junto a un establecimiento correccional principal.

Las instituciones correccionales federales también incluyen cárceles de baja y media seguridad. Las primeras tienen un estilo "dormitorios" y una doble cerca, con un énfasis en los programas de trabajo para las prisioneras. Las mujeres en este tipo de institutos viven en celdas y los establecimientos normalmente cuentan con una doble cerca con sistemas de detección electrónica. Existen cinco cárceles de seguridad media para mujeres: Danbury en Connecticut, Dublin en California, Tallahassee en Florida, Tuscon en Arizona y Waseca en Minnesota.

Las penitenciarías de los Estados Unidos son establecimientos de máxima seguridad, con perímetros asegurados y un monitoreo cercano del movimiento de las reclusas. La penitenciaría de Hazelton, West Virginia, tiene una unidad para mujeres.

Complejos administrativos

La Oficina de Prisiones tiene algunos establecimientos correccionales llamados complejos administrativos. Estos tienen propósitos específicos como albergar a prisioneros que aún no han sido sometidos a juicio, a los que padecen de enfermedad mental, brindar atención médica a los reclusos con sintomatologías graves o problemas médicos crónicos y albergar a los reclusos que no han sido aún transferidos a sus destinos finales. Existen 13 de estos complejos que albergan mujeres. Estos son Nueva York y Brooklyn en la ciudad de Nueva York, Carswell y Houston en Texas, Chicago en Illinois, Gyaynabo en Puerto Rico, Honolulu en Hawaii, Los Angeles y San Diego en California, Miami en Florida, Oklahoma City en Oklahoma, Philadelphia en Pennsylvania y Seattle en Washington.

Programa contra el abuso de sustancias

Nueve de las 28 cárceles para mujeres cuentan con programas permanentes de tratamiento para el abuso de drogas, estas son Danbury. Alderson, Tallahassee, Carswell, Bryan, Waseca, Greenville, Phoenix y Dublin. Las reclusas viven apartadas de otras prisioneras y aprenden a vivir en sociedad. El programa dura nueve meses, de modo que sólo las prisioneras con sentencias de esta duración o mayores pueden ingresar. Las mujeres pasan la mitad del día en tratamiento y la otra mitad, trabajando o estudiando.

Los "siete grandes"

La Oficina de Prisiones se refiere a los "siete grandes" establecimientos, que son los que sólo albergan a mujeres. Alderson y Bryan son campos de prisión federal de mínima seguridad. Carswell es un centro médico federal. Danbury, Dublin, Tallahassee y Waseca son institutos correccionales de baja o media seguridad. En marzo de 2011, habían aproximadamente 7.600 mujeres en estos establecimientos.

Estructura para mujeres

Todas las mujeres en las instituciones correccionales cuentan con la posibilidad de obtener capacitación laboral y programas educativos. Para las que eventualmente serán liberadas, un entrenamiento en más de 40 ocupaciones las ayuda a prepararse para la vida luego de haber estado en prisión. Desde 1993, la mayoría de las cárceles para mujeres tienen un nivel de seguridad bajo. La Oficina de Prisiones ideó nuevas designaciones para las prisioneras que contemplan las diferencias entre los géneros. Las mujeres son menos propensas a intentar escapar y menos violentas, de modo que se las asigna a establecimientos con un nivel de seguridad más bajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles