DESCUBRIR
×

Etiqueta de las invitaciones para una boda: el remitente en los sobres

Actualizado 17 abril, 2017

La invitación a una boda es la primera impresión que tienen los invitados de cómo será el evento, señalando el grado de formalidad para la ocasión. Si vas a mandar invitaciones formales, necesitas un poco de conocimiento sobre la etiqueta de la correspondencia. Entiende los detalles y la importancia de la dirección del remitente para mandar las invitaciones de tu boda de manera educada y apropiada.

the envelope image by Kimberly Reinick from Fotolia.com

Historia

La invitación a una boda era tradicionalmente entregada en mano a un lacayo que sacaba el sobre que contenía la invitación que debía presentar a la persona cuyo nombre figuraba en ella. Esta es una tradición que aun hoy continúa, aunque se la mande por correo. Las invitaciones formales todavía tienen dos sobres, una invitación y cualquier otra papelería adicional, como las tarjetas de RSVP.

Función

La dirección del remitente para las invitaciones debe ser de quien la escribe. En muchos casos, pueden ser los padres de la novia, aunque actualmente es más común que lo haga la pareja misma. Además, los regalos generalmente se mandan a la dirección del remitente que está en la invitación. Si quieres que los regalos sean enviados a tu casa, lo que debes hacer es dar tu dirección, en lugar de la de tus padres.

Formato

Elige el formato que prefieras para la dirección del remitente. Lo más común, y más formal, es no poner nombres y escribir solamente la dirección. Si quieres, puedes agregar los nombres. De cualquier forma, escribe las palabras completas, sin abreviaturas. Por ejemplo, en la dirección deberías hacer constar la palabras calle y apartamento completas.

Lugar

Escribe o imprime la dirección del remitente en la solapa de la parte de atrás del sobre. No la escribas en la esquina izquierda de la parte de adelante, como es lo usual con la correspondencia informal.

Estilo

La caligrafía es una elección común para la escritura de las invitaciones de bodas, pero si tu letra manuscrita es hermosa y legible, también la puedes usar. Tanto las escrituras en relieve o grabadas son aceptables, especialmente si vas a enviar muchas. Nunca uses etiquetas adhesivas para el remitente en la correspondencia formal, porque demuestra mal gusto y es extremadamente informal.