Cómo evitar que tu cachorro muerda

Escrito por ehow contributor | Traducido por beatriz mónica graciela castellini de olgiati
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que tu cachorro muerda

Cómo evitar que tu cachorro muerda. Para los cachorros jóvenes, pellizcar, morder y llevarse objetos a la boca son acciones normales y que raramente provocan daños serios. Pero es importante detener estas conductas antes de que se convierta en adulto, momento en que un mordisco sí podría causar una lesión importante.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Correas
  • Juguetes para perros con cuerdas
  • Juguetes para perros de vinilo
  • Juguetes para perros de vellóm
  • Juguetes para perros de loneta
  • Golosinas para perros
  • Frisbee

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    En lo posible, comienza su entrenamiento temprano - cuando tu cachorro tenga 6 semanas de edad.

  2. 2

    Enséñale que su mordisco te lastima. Cuando muerda, pronuncia un "¡no!" o un "¡ouch!" en forma áspera - o también un aullido como lo haría un perro. Es la misma reacción que obtendría de otro cachorro si recibiera un mordiscón durante el juego. Esto le enseñará que ha sido muy violento y hay chances de que sea más suave la próxima vez.

  3. 3

    Retira tu mano suavemente - no con un tirón - y dale a tu cachorro un juguete que pueda masticar sin lastimarse.

  4. 4

    Si ignora tu reacción y vuelve a morder, repite los "¡no!", "¡ouch!" o el aullido y abandona la habitación durante algunos minutos. Enséñale que si muerde, pierde su compañero de juegos. Esto también refleja la reacción que obtendría de otro cachorro si jugara en forma violenta.

  5. 5

    Sé constante en su entrenamiento. A medida que mejore su comportamiento y sus moriscos sean más suaves, sigue con el aullido, el "¡no!" o el "¡ouch!" siempre que sus dientes te toquen. Deja en claro que todos los mordiscos son dolorosos e inaceptables para los humanos.

  6. 6

    Reafirma la buena conducta de tu cachorro. Cuando te dé una lamida sin usar sus dientes y cuando juegue adecuada y amablemente, pronuncia muchas palabras de elogio.

  7. 7

    Una vez que tu cachorro ha dejado de morder sin presión, puedes enseñarle la orden "Fuera". Sostiene un manojo de alimento seco para perros, cierra tu mano y dí "Fuera". Luego de algunos segundos, si no ha tocado tu mano, dí "tómalo" y dale un pedazo de alimento. Así le estás enseñando que "Fuera" significa no tocar.

  8. 8

    Continúa pronunciando de forma áspera un "¡no!", un "¡ouch!" o un aullido cuando te muerda de repente. Si ves venir el mordiscón, dale la orden "fuera".

  9. 9

    Cuando tenga aproximadamente 6 meses de edad, inscribe a tu cachorro en alguna clase de obediencia donde podrá socializar con otros perros. La interacción le ayudará a reforzar lo que le has enseñado dado que el juego rudo con otros perros, probablemente provocará que aúlle y abandone el juego. Al mismo tiempo, aprenderá la diferencia entre los límites de las personas y los límites de otros perros - los perros le permitirán jugar más rudamente que los humanos.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que tu cachorro tenga siempre varios juguetes a mano para ejercitar sus instantos de llevarse objetos a la boca y de masticar.
  • Asegúrate de que juegue y se mueva varias veces al día. Las caminatas, jugar a traer objetos y aprender trucos son buenas distracciones que pueden reducir los mordiscones.
  • Trata de armar un cronograma consistente para , dos veces por día. Tu cachorro aprenderá a esperar ansioso ese momento y es menos probable que busque atraer tu atención en otros momentos.
  • Recuerda a los demás miembros de la familia, también a los niños, que deben ser consistentes con la regla de "no permitir mordiscos".
  • Si te parece que el entrenamiento no resulta efectivo o si tu cachorro se vuelve más agresivo en lugar de retroceder cuando le indicas que te está lastimando, deberás consultar con un veterinario o un entrenador profesional.
  • Los juegos violentos como tirar de la cuerda o la lucha pueden reforzar una conducta agresiva que incluye los mordiscos.
  • Si tienes niños pequeños, no los dejes solos con él hasta que haya aprendido a no morder.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles