Cómo evitar marcas de brocha

Escrito por ashley kurz | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar marcas de brocha
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las marcas de brocha visibles pueden arruinar una pintura de otro modo perfecta. Estas marcas hacen que las superficies de las paredes pintadas y objetos parezcan desordenadas y poco profesionales. Hay varias razones que hacen aparecer las marcas de brocha. El espesor de la pintura, la calidad o longitud de la brocha, y la técnica de pintado son unos de los problemas más comunes. Para evitar marcas en una superficie terminada debes de saber que productos utilizar, como preparar correctamente la superficie y cómo aplicar la pintura.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una lija orbital
  • Una hoja de lija de grosor 120
  • Un cepillo de limpieza seco
  • Una brocha de cerdas chinas o de poliéster
  • Un aditivo para extensión de pintura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lija cualquier marca de brocha sobre una capa vieja de pintura si estás pintando sobre una superficie pintada anteriormente. Utiliza una lija orbital con una hoja de grosor 120 para ahorrar tiempo o, si no tienes una, utiliza un bloque de lija.

  2. 2

    Cepilla el polvo de la superficie con un cepillo seco. Esto ayudará a la adherencia de la pintura.

  3. 3

    Escoge una brocha profesional hecha del material que sea recomendado para el tipo de pintura de tu elección. Si utilizas pintura a base de aceite escoge una brocha con cerdas chinas y si utilizas una pintura látex utiliza una de poliéster. Escoge una brocha con cerdas por lo menos de 2 pulgadas (5 cm) de largo ya que las de cerdas pequeñas causan marcas debido a su corto tamaño en cada trazo.

  4. 4

    Añade un aditivo de extensión a tu pintura de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Esto dejará una capa de pintura más uniforme y tendrás una probabilidad menos de dejar marcas de brocha.

  5. 5

    Recuesta el objeto antes de pintarlo si es posible. Las paredes y otras estructuras permanentes no pueden moverse por supuesto, pero las puertas y muebles deben ser recostadas en una superficie plana para pintarlas.

  6. 6

    Sumerge la brocha en la pintura para cubrir sólo 1/3 del largo de las cerdas. Pinta sobre la superficie con movimientos horizontales, dejando que sólo la sección de las cerdas con pintura toque la superficie.

  7. 7

    Alisa los trazos largos horizontales con movimientos cortos y tenues, levantando la brocha al final de cada trazo. Esto ayudará a eliminar las marcas del final de cada trazo. Trabaja rápidamente cuando alises la pintura ya que las marcas se vuelven permanentes una vez que la pintura se seca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles