Qué se puede usar para evitar que otros perros pasen debajo de mi cerco alambrado

Escrito por angela baird | Traducido por maría di nucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué se puede usar para evitar que otros perros pasen debajo de mi cerco alambrado
El alambrado puede ser fácilmente manipulado para disuadir a los perros de cavar. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Hacer tu cerco alambrado a prueba de excavaciones de caninos intrusos es importante para la seguridad de todos los niños o los animales domésticos que viven en el interior del patio cercado. La excavación de perros callejeros o de los vecinos también es fea y si lo hacen pueden causar daño a tu césped, lechos de flores y jardines. También pueden dejar otras cosas dispersas que no son divertidas de quitar de tus zapatos.

Otras personas están leyendo

El método de barras de refuerzo

Con un poco de trabajo intensivo, este método es lo suficientemente completo para trabajar como una solución a largo plazo. Pasa un pedazo largo de barra de refuerzo, de unos 6 pies (1,83 m), a través de los enlaces de la parte inferior de la cerca de alambre, centrándola entre los postes para añadir rigidez al eslabón de la cadena. Pasa unas cuatro secciones de barra de refuerzo de 3 pies (0,91 m) uniformemente espaciadas de manera vertical entre los postes. Las dos piezas centrales deben caer detrás de la barra horizontal. Deben ser martilladas 2 pies (0,61 m) en el suelo, con el pie restante pasando a través del alambrado. Para mayor seguridad, utiliza alambre de barras de refuerzo para asegurar el eslabón del alambrado cadena a la barra de refuerzo. Repite para cada sección de la cerca.

Estacas de carpa

Como tratamiento localizado para las zonas que se encuentran comúnmente excavadas, use estacas de la tienda. Elige estacas de buena calidad y resistentes. Coloca la parte superior de la estaca de la tienda de manera segura al alambrado y luego mételo en el suelo hasta donde se pueda. Repite cada 3 (7,62 cm) o 4 pulgadas (10,16 cm).

Ladrillos y piedras

Apilar grandes rocas o ladrillos a lo largo de la base del alambrado es suficiente para disuadir a algunos perros. Ciertamente consume menos tiempo y vale la pena intentarlo antes de invertir en otros métodos. Separa las rocas en una fila y cercas una de la otra. Elige rocas grandes y pesadas ​​para obtener los mejores resultados. Los ladrillos de hormigón funcionan mejor para los perros más grandes, ya que son más pesados. Si estás utilizando ladrillos de casas es posible que necesites un mayor número para disuadir a los excavadores. Enterrar las rocas o los ladrillos a unos cuantos centímetros funciona aún mejor.

Malla de alambre

Usa malla de alambre para forrar la base de la cerca. Con los bordes afilados hacia abajo y afuera, adjúntala a un par de pulgadas de la parte inferior del alambrado, luego apóyala en el piso extendiéndola a alrededor de 2 pies (0,61 m) de la cerca. Si es necesario, "clávala" a la tierra en los bordes exteriores utilizando grapas grandes o dobladas de alambre grueso en forma de U. Los perros no se animan a cavar por la sensación del alambre metálico.

Instalación de cerca

Si acabas de poner una cerca de alambrado y sospechas que hay un problema con perros excavadores, considera la posibilidad de enterrar el cerco hasta 2 pies (0,61 m) en el suelo. Cava una zanja a lo largo de tu línea de cerca, instálala y luego rellena. Si bien no siempre desalienta la excavación, asegura que te mantendrá a los perros en sus respectivos lados de la cerca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles