La gloria de un jardín de rosas

  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

La reputación de esta planta de ser delicada es mayormente un mito

La gloria de un jardín de rosas
(David De Lossy/Photodisc/Getty Images)

Con seis horas de luz solar y un suelo bien drenado, son tan fáciles de cultivar como cualquier otra planta.

— Anthony Hosek, viverista profesional.

Las rosas, bellísimas en todos sus colores, son ampliamente consideradas como las flores más hermosas del mundo. Tienen la reputación de ser plantas muy demandantes, de difícil cultivo para jardineros principiantes. Sin embargo, los profesionales dicen que son tan fáciles de cultivar como cualquier otra planta de patio o de jardín.

Evitando los problemas de crecimiento de las rosas espinosas

La gloria de un jardín de rosas
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

"Es una equivocación común creer que las rosas necesitan ser mimadas", dice Anthony Hosek, un viverista profesional certificado de California, trabajando en Armstrong Garden Centers, donde se encuentra la mayor selección de rosas de los Estados Unidos. "Con seis horas de sol y suelo bien drenado, son tan fáciles de cultivar como cualquier otra planta".

Jan Brider, jardinera experta y cultivadora de rosas de la Sociedad Americana de Rosas, mantiene sus 225 rosales felices con "sol, agua y nutrientes", usando muy poca mano de obra para cuidarlos. Después de todo, dice, "trabajo tiempo completo".

La parte más difícil de cultivar rosas es la plantación. Pueden usarse esquejes, pero Jeff Wyckoff, presidente de la Sociedad Americana de Rosas, advierte que comenzar así es relativamente difícil. "Mi consejo para quienes quieren hacer enraizar esquejes es que corten unas dos docenas de la planta que desean y así las posibilidades de que puedan obtener uno o dos esquejes viables serán mayores. Las rosas de jardines viejos y muchos arbustos son más fáciles de enraizar que las rosas híbridas". Si esto es desalentador, comprar una planta facilita el trabajo considerablemente.

Para los principiantes se recomiendan las rosas híbridas porque, como explica Brider, "han sido desarrolladas para resistir pestes y crecer más fácilmente. Algunas son auto limpiantes, es decir, que sus pimpollos caen luego de morir". A menudo, el nombre de la rosa puede ayudar en la elección: Carefree, Easy Elegance, o Living Easy son variedades recomendadas para quienes recién comienzan a cultivar rosas. Hosek también recomienda la variedad Iceberg, la rosa blanca que se ve "en todos lados, incluso en centros industriales y tiendas de comestibles. La riegas dos veces por semana y ya es feliz".

Luego de comprar los arbustos, hay que decidir dónde plantarlos. La regla de "las seis horas de sol por día" es auto explicativa, pero ¿qué significa exactamente suelo "bien drenado"?

Hosek, quien ha sido un experto en rosas trabajando en Armstrong durante 11 años, tiene un método fácil para analizar el suelo. "Cava un hoyo de 10 pulgadas de profundidad y de diámetro. Llénalo con agua, y si drena en 10 o 20 minutos, es un suelo bien drenado." Si tarda más, dice, deberás agregar enmiendas, tale como arena o limo. "Prueba con diferentes proporciones", aconseja Hosek. "Agrega abono orgánico para alivianar suelos pesados. De hecho, añádelo también a los suelos buenos".

Si las condiciones de tu jardín no son las ideales, no todo está perdido. La falta o exceso de sol puede ser compensada plantando en macetas. "Éstas pueden ser trasladadas de acuerdo al movimiento del sol", explica Brider. Y entre los miles de fuertes híbridos que se han desarrollado, se encuentran lo que prosperan aún en situaciones y climas no tan ideales. Puedes probar poner rosas en miniatura en balcones, por ejemplo, o en cajones elevados si tienes mucho espacio pero suelo pobre.

"Si vives en una zona muy fría, la dureza del invierno será probablemente tu principal prioridad. En ese caso, debes tener en cuenta las rosas arbustivas y modernas --híbridas y floribundas- en sus propias raíces. Si vives en una zona húmeda, tu principal prioridad debería ser la resistencia a enfermedades. Busca rosas de este tipo".

Una vez que tu arriate está listo, debes prestar atención al diseño del jardín. Wyckoff, el presidente de la sociedad de rosas, recomienda alternar colores claros con colores oscuros, con rosas altas en la parte trasera y rosas bajas en la delantera, para obtener un buen efecto visual. Si hay espacio suficiente, coloca las plantas a 3 pies de distancia, sobre todo para facilitar las tareas de riego y poda.

Alguno rosales, como el Queen Elizabeth, crecen más de 8 pies de alto, mientras que otros no superan las 12 pulgadas. El rosal más alto del que se tiene registro medía más de 18 pies de alto. La altura del más pequeño es de sólo 5 pulgadas. Floribunda, el rosal que produce más flores, es el ideal cuando hay problemas de espacio, según Hosek, porque los pimpollos crecen bien juntos.

"No son plantas de tallo largo para poner en floreros", dice, "pero tienen muchos pimpollos y son muy gratificantes para un cultivador". Hosek recomienda la variedad rojo-anaranjada llamada Trumpeter, que crece sólo 2 o 3 pies, y la variedad color rosa Sexy Rexy, que es un poco más pequeña.

Una vez que las rosas son colocadas en el suelo o en las macetas, recuerda ser paciente. Hosek nos recuerda que a los profesionales a veces les lleva hasta 10 años introducir nuevas variedades al mercado. Pero tu actividad será gratificante mucho antes, porque comenzarás con una de las cientos de miles de variedades consideradas lo suficientemente fuerte como para ser vendida.

Cuando hayas terminado de plantar, recuerda hacer caso a la frase: "detente y huele tus rosas".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles