Hojas vírgenes para hacer cuchillos

Escrito por jane smith | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hojas vírgenes para hacer cuchillos
(knife image by Henryk Olszewski from Fotolia.com)

Las hojas vírgenes son piezas de acero con forma de cuchillos, ya sea listas para ensamblar o si requieren un toque final. Debido a que el acero es costoso, incluso si se lo compra al por mayor, las hojas vírgenes tienen la medida y la forma lo más cercana posibles al cuchillo terminado. Esto implica menos desperdicios y un menor impacto ecológico para los fabricantes de cuchillos, en tanto que requiere un menor esfuerzo y habilidad para los cuchilleros aficionados.

Otras personas están leyendo

Consideraciones

Considera el uso o destino deseado para la hoja, su estilo, el estilo de la espiga, el tipo de mango deseado y la clase de acero que usarás para hacer la hoja cuando escojas tu hoja virgen. Según Knife Making Suplies.net (suministros para hacer cuchillos), "Los materiales de las hojas vírgenes varían desde el acero inoxidable hasta el venerable acero de Damasco y las más nuevas aleaciones, y todos ellos tienen ventajas y desventajas. También debes considerar el tamaño final del cuchillo para saber qué hoja virgen comprar".

Perfiles de hojas y tipos de espigas

Elige un perfil de hoja y un tipo de espiga. Los perfiles de hojas comunes incluyen el puñal, Bowie, de combate, Persa, saex y tanto. Los tipos de espigas más comunes son: oculta, completa y roscada. Los puñales son principalmente para combate cuerpo a cuerpo, Un Bowie, Persa o saex son buenos cuchillos multiuso. El Green River y los de desollar de punta caída pueden resistir a los malos tratos. El tanto es el equivalente al katana. Usa una espiga oculta o roscada si quieres un mango de asta o hueso. Según Gypsy Wilburn, que ha hecho hojas por 20 años, "Los cuchillos de espiga completa son más fuertes, pero una sólida espiga oculta o roscada sobrevivirá a un uso medio a fuerte en tanto el cuchillo no sea utilizado como palanca o como un hacha, dos de los abusos más comunes".

Adquiere habilidad

Asegúrate de tener la habilidad y las herramientas para terminar la hoja para el tipo de cuchillo que estás haciendo. Consulta a un fabricante experimentado o toma un curso semestral de trabajo en metales, antes de intentar hacer tu propio cuchillo con una hoja virgen sin terminar. Como mínimo tienes que conocer la manera correcta y segura de usar una fresadora y otras herramientas eléctricas. Evita una espiga roscada si nunca usaste una perforadora o un taladro de mano eléctrico para atravesar, por ejemplo, un mango de 8 centímetros. Si no sabes cómo afilar las cuchillas, compra una que ya esté afilada.

Haz un boceto

Imprime las fotos de la hoja virgen que escogiste de los sitios web donde las encontraste. Haz un boceto del cuchillo que deseas sobre las fotos para asegurarte de que eso es lo que quieres. Escoge la hoja virgen que requiera menos trabajo de terminación y con la desperdicies menos material.

Controla daños y defectos

Ordena las hojas y los materiales. Controla todo para verificar la calidad y comprobar que no haya daños ni defectos de fabricación cuando lleguen. Informa inmediatamente de cualquier daño al transportista y de cualquier defecto al proveedor. Devuelve las hojas vírgenes defectuosas para que te envíen otras de reemplazo o te reembolsen el dinero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles