DESCUBRIR
×

Limpia y recupera mostradores de fórmica

Actualizado 21 febrero, 2017

Fórmica es la marca de una lámina de plástico que se usa para la terminación de armarios, mostradores y otros mobiliarios. Este material es conocido por su durabilidad y fácil mantenimiento, pero algunas veces puede dañarse. Estos daños pueden ser rayaduras, astillas o en general pérdida de color y brillo. Afortunadamente, con una simple limpieza y técnicas de restauración puedes devolverle la apariencia a tus mostradores de fórmica.

Instrucciones

  1. Limpia la superficie de la fórmica utilizando un trapo limpio y húmedo que no sea abrasivo; agrégale detergente si es necesario. Seca la superficie con un trapo suave y seco.

  2. Quita el adhesivo residual de la lámina con solvente y un trapo seco. Pásale un trapo húmedo para quitar el remanente y luego seca el mostrador. Este adhesivo a menudo aparece en la uniones asi que deberías tener un cuidado extra de no inundarlo de solvente o algún otro tipo de líquido.

  3. Trata todas las manchas con una pasta hecha con partes iguales de bicarbonato de sodio y agua. Deja que la pasta actúe sobre la mancha unos minutos, luego límpiala con un trapo suave. No la frotes sobre la superficie si no quieres rayar la fórmica.

  4. Utiliza un producto para restaurar láminas de fórmica, como brillo en gel, para ocultar las rayaduras y devolverle el brillo y el color. Este producto está disponible en la mayoría de las tiendas de mejoras para el hogar y ferreterías y se debe aplicar sobre el mostardor con un trapo seco.

  5. Repara los sectores astillados o bordes dañados reemplazándolos con bandas de fórmicas. A menudo los bordes del mostrador son más vulnerables y se astillan o dañan. Los rollos de banda de fórmica pueden ser comprados en tiendas de venta de armarios y mostradores. Simplemente quita la fórmica vieja de los bordes e instala la banda usando adhesivo para láminas de plástico para fijarla en su sitio.

Advertencias

  • Nunca utilices químicos duros o limpiadores sobre la fórmica, ya que pueden causar rayaduras o corrosión.

Necesitarás

  • Trapos suaves
  • Detergente para platos
  • Solvente para adhesivos de láminas
  • Bicarbonato de sodio
  • Agua
  • Brillo en gel
  • Bandas de fórmica para los bordes
  • Adhesivo