Cómo limpiar las alacenas de melamina

4
Ha sido de ayuda

La melanina plástica adherida a la madera crea una superficie barata, duradera y fácil de limpiar en las alacenas de la cocina, el cuarto de servicio o el garaje. A diferencia de los acabados de madera natural, el acabado de melamina no necesita productos de limpieza especiales ni lustres para el mantenimiento diario o para la limpieza a fondo. Puede parecerse a la fibra de la madera o venir en un solo color decorativo como blanco o negro. Evita quemar o rayar tus alacenas de melamina y te brindarán años de uso.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Limpia las alacenas con un paño suave húmedo para quitar el polvo y la suciedad diarios.

Paso 2

Rocía su interior en un lugar no visible con un producto de limpieza no abrasivo para probar su seguridad sobre el acabado. Evita rociarlo sobre el contenido de la alacena. Vacíala si vas a limpiar las superficies interiores.

Paso 3

Aplica el producto limpiador no abrasivo o una solución de detergente para vajilla y agua tibia en la superficie de la alacena para quitar manchas difíciles o pegajosas. Pásale un paño suave. Enjuaga con un paño o una esponja humedecida con agua. Seca la superficie.

Consejos y advertencias

  • Lava los artículos que estaban dentro de las alacenas si los retirarás para limpiar las superficies interiores para volver a cargar los gabinetes vacíos con ítems limpios.
  • Si bien las alacenas de melamina resisten al agua y al daño químico de los productos, evite la inmersión en agua o en productos químicos fuertes. Los productos abrasivos o las esponjas pueden rayar la superficie.

Referencias

Recursos

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente