DESCUBRIR
×

Cómo limpiar una casa de polilla bandeada o gorgojos

Actualizado 21 febrero, 2017

¿Bichos en tu harina y tu avena? Los sospechosos son las polillas bandeadas y los gorgojos. La primera línea de defensa es una casa bien cuidada. A estos insectos no les gustan los ambientes limpios, así que para proteger tu despensa, debes reducir la comida que dejas al alcance de estos bichos.

Instrucciones

  1. Revisa si hay infestación. Examina los paquetes de comida en busca de señales claras de la presencia de polillas o gorgojos: telarañas en las esquinas, granos agrupados con secreciones pegajosas o pequeños agujeros en los contenedores. También busca pequeños insectos en la comida o polillas pequeñas volando por la cocina. Si encuentras estos signos, continúa leyendo.

  2. Limpia las áreas infestadas. Aspira las alacenas, luego friega los anaqueles con agua jabonosa, prestando atención a las grietas y esquinas. Seca bien el área limpiada. Mantén las alacenas y área de almacenamiento secas.

  3. Tira la comida infestada.

  4. Almacena la comida correctamente. Limpia los contenedores con agua tibia jabonosa, luego enjuaga y seca completamente antes de rellenar. Usa contenedores sellados de metal, vidrio o plástico duro para almacenar la comida; las bolas de plástico no son adecuadas, pues los insectos pueden atravesarlas. Mantén la comida vieja y nueva separadas y deja los alimentos menos utilizados en el refrigerador.

  5. Elimina las fuentes de comida de estas plagas (como la comida mal almacenada) y sus sitios de reproducción (como los nidos de roedores).

Advertencias

  • No uses pesticidas dentro o cerca de áreas donde la comida se prepara o sobre la comida misma.

Necesitarás

  • Contenedores sellados
  • Toallas de mano
  • Jabón para platos
  • Una aspiradora sin bolsa
  • Esponjas de cocina