Cómo limpiar y pulir el bronce

29
Ha sido de ayuda

Casi todas las personas tienen piezas decorativas de bronce en su casa. Estos artefactos metálicos pueden lucir nuevos y brillantes cuando los compras, pero cuanto más tiempo estén expuestos al aire y a la humedad, más verdes y opacos se vuelven. El bronce reacciona con la humedad (oxidación) formando una capa verdosa en su superficie, llamada pátina. Algunos propietarios aprecian el acabado oscuro porque le da carácter al metal, pero muchos lo prefieren limpio y brillante. En este artículo encontrarás un par de formas naturales de limpiar y pulir tus tesoros de bronce.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Reúne todos los objetos de bronce que quieres limpiar. Limpia sólo algunas piezas por vez porque la tarea requiere una gran cantidad de esfuerzo.

Paso 2

Vierte una cucharada de bicarbonato de sodio en un pequeño recipiente y exprime un limón encima. La mezcla pastosa hará burbujas, pero estas desaparecerán rápidamente.

Paso 3

Usa un pequeño trapo limpio y suave para frotar la pasta sobre la pieza de bronce. Frota hasta que estés satisfecha con la limpieza. Puedes dejar la mezcla en el objeto mientras trabajas con las otras piezas.

Paso 4

Lava la pieza con agua para retirar la mezcla, luego sécala y lústrala con un paño suave.

Paso 5

Combina cantidades iguales de harina y sal en un recipiente pequeño, luego agrega suficiente vinagre como para hacer una pasta.

Paso 6

Extiende la pasta sobre las piezas de bronce y déjala durante 30 minutos.

Paso 7

Enjuaga la pieza con agua para retirar la pasta, espera a que se seque y sácale brillo con un trapo suave.

Consejos y advertencias

  • Si quieres que tus piezas de bronce estén siempre brillantes, debes limpiarlas y pulirlas en cuanto empiezan a perder el lustre. Cuanto antes lo hagas, más fácil es hacerlas brillar de nuevo.
  • Necesitarás restregar la pasta repetidamente para limpiar la pátina. La paciencia es la clave.
  • Usa un cepillo de dientes suave para limpiar las esquinas y las grietas profundas. El método recomendado para limpiar el bronce es usar agentes limpiadores naturales, como el limón o el vinagre. Sin embargo, si deseas un efecto más lustroso, puedes usar limpiadores comerciales de metal que tienen productos químicos específicamente formulados para retirar la pátina. Sigue las instrucciones del fabricante y úsalos solo en zonas ventiladas. Estos métodos de limpieza y pulido del bronce (una aleación de cobre y plomo) también son efectivos en el latón (una aleación de cobre y cinc).
  • Los guantes son recomendables, especialmente si tienes varias piezas de bronce para limpiar, porque el contacto prolongado con el ácido del limón no es bueno para tus manos.
  • El bronce tiende a desteñirse si se pule con frecuencia. Puedes considerar usar una cera comercial para metales o una laca para preservar el brillo.

Recursos

Comentarios

Más reciente