Cómo lograr que un niño de dos años deje de llorar y duerma solo

Escrito por ehow contributor | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lograr que un niño de dos años deje de llorar y duerma solo
Consigue que un niño de 2 años deje de llorar y duerma solo. (Siri Stafford/Digital Vision/Getty Images)

Los problemas para dormir son una de las principales causas de estrés en una familia con niños pequeños. Si a tu hijo de dos años de edad le cuesta ir a dormir solo sin llorar, no desesperes y ten en cuenta que no eres el único. Este problema puede ser resuelto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Dispón de una rutina de irse a dormir predecible. Por ejemplo, antes de irse a dormir cada noche, dale a tu hijo un baño y ponle su pijama. Lávale los dientes y léele un cuento.

  2. 2

    Fomenta la independencia y habla positivamente acerca de que es un "niño grande" durante la rutina de irse a dormir. Permite que tu hijo tenga algún tipo de control durante este proceso. Que escoja sus propios libros, por ejemplo, o que él se cepille los dientes por sí mismo.

  3. 3

    Léele libros en su cama o en una mecedora en su habitación. Baja las luces durante el tiempo de lectura y enciende una luz de noche. Esto ayudará a calmarlo tras un día ajetreado.

  4. 4

    Lleva un reproductor de CD a la habitación de tu hijo y reproduce algunas canciones de cuna tranquilas. La música tiene cualidades calmantes y puede ayudar a tu hijo a dormirse por su cuenta mientras le das algo para concentrar su atención. Mécelo o abrázalo hasta que tenga sueño y esté casi dormido.

  5. 5

    Pon a tu pequeño en la cuna o cama y siéntate al lado hasta que se duerma. Esto le dará la tranquilidad de saber que todavía estás allí para él. Durante este tiempo, no sostengas ningún contacto visual con tu hijo ni le hables. Sólo siéntate en silencio o frota su espalda para ayudar a conciliar el sueño.

  6. 6

    Aléjate de la cama una vez que el niño aprenda a dormir contigo sentado a tu lado. La semana que viene, siéntate a medio camino entre la cama del niño y su puerta. La semana siguiente siéntate en la puerta mientras se duerme. Tu hijo puede ajustarse rápidamente y puede que no te tome una semana completa en cada lugar, pero date ese tiempo para asegurar una transición suave.

Consejos y advertencias

  • No trates de hacer esto cuando tu hijo tiene dificultad para acostumbrarse a un nuevo hermano o a un cambio de casa. Si cualquier circunstancia estresante ha cambiado la vida de tu hijo, dale tiempo de ajustarse a ello antes de intentar que duerma solo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles