Cómo hacer macetas con zapatos viejos

Escrito por joanne thomas | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer macetas con zapatos viejos
Incluye a tus hijos o niños en esta labor. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Los zapatos viejos y las botas son fantásticas macetas para las flores. Este proyecto usa algo inútil y lo transforma en un adorno peculiar para el jardín. Usa unos zapatos resistentes de cuero o botas para tener macetas que duren mucho. Necesitas hacer hoyos de drenaje en las suelas para tener plantas saludables, así que si los zapatos tienen hoyos, mejor. Ten en mente el tamaño limitado de los zapatos y botas cuando escojas el tipo de flores que vas a plantar; las plantas pequeñas o de crecimiento lento son apropiadas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Zapatos o botas viejos
  • Taladro
  • Banco de trabajo
  • Tierra para macetas
  • Plántula
  • Desplantador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita las plantillas de los zapatos si es posible y tíralas.

  2. 2

    Afianza las botas a un banco de trabajo con el fondo de la suela viendo hacia ti. Usa una broca de gran tamaño para hacer hoyos por toda la suela, con una pulgada (2,5cm) de distancia entre ellos. Esto es importante ya que las raíces de la planta pueden pudrirse si el agua no puede drenarse fácilmente de la maceta.

  3. 3

    Quita los zapatos de la pinza. Une los cordones de los zapatos en los últimos agujeros y ata los cordones con un nudo doble. Abrir un poco el zapato aumenta el área para plantar, mientras los cordones mantienen la forma de la maceta.

  4. 4

    Llena el zapato con tierra para macetas, haciendo que llene la sección del pie y de los dedos. Llénalo un poco más arriba del tobillo sin aplastar la tierra.

  5. 5

    Usa un desplantador para hacer un agujero en la parte del tobillo del zapato. Puedes hacerlo hacia la sección del pie para hacer el agujero más profundo si es necesario.

  6. 6

    Gentilmente golpea alrededor de la parte exterior de una maceta de plástico que contenga una plántula, sostén la planta por la base del tallo y hálala cuidadosamente para sacarla de la maceta.

  7. 7

    Presiona la bola de raíces de la plántula hacia el agujero que hiciste en la tierra. Rocía y coloca más tierra alrededor de la plántula para mantenerla en su lugar. Riégala muy bien.

Consejos y advertencias

  • Forra la parte del tobillo con musgo, permitiendo que vaya un poco por los lados antes de añadir la tierra para darle una apariencia un poco diferente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles