Comida

La manera más fácil y limpia de trozar el pollo

Escrito por lane cummings | Traducido por mariela rebelo
La manera más fácil y limpia de trozar el pollo

Así es como se verá tu pollo una vez que lo hayas trozado.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El trozar un pollo hace referencia al acto de cortar las partes innecesarias del cuerpo de un pollo sacrificado, desplumado y escaldado. El trozado del pollo lo prepara adecuadamente para ser cocinado o envasado para que los propietarios de tiendas de comestibles y supermercados lo puedan vender. Incluso si no tienes experiencia previa en este proceso, el trozar un pollo correctamente es un proceso sencillo e intuitivo que puedes hacer, creando poco lío. Cuando hayas terminado, el pollo se verá igual que los pollos que son trozados por los profesionales que a menudo ves envueltos en cualquier mercado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel absorbente de cocina
  • Tabla de cortar
  • Cuchillo de carnicero, con una hoja de 8 pulgadas (20,32 cm)
  • Cuchillo para deshuesar
  • Bote para residuos
  • Bolsa de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Enjuaga tu pollo debajo de un fuerte chorro de agua fría. Sécalo con las toallas absorbentes de papel de cocina. Colócalo sobre una tabla para cortar.

  2. 2

    Coloca el pollo sobre su espalda. Corta las patas del pollo, ejerciendo una tensión leve hacia abajo, mientras rompes la articulación.

  3. 3

    Coloca la hoja de tu cuchillo en la parte superior del cuello del pollo, justo por debajo de la cabeza. Corta el cuello realizando movimientos de atrás hacia adelante con tu cuchillo hasta que hayas roto todas las secciones de carne. A continuación, tira de la cabeza.

  4. 4

    Desliza un cuchillo para deshuesar contra la piel del cuello del pollo para aflojar la piel. Dirígete hacia abajo pasando la parte inferior de la base del cuello del pollo hasta la zona donde el cuello se une con el esternón. Esta zona es el buche, la pequeña bolsa que contiene los alimentos no digeridos del pollo.

  5. 5

    Sujeta el buche con una mano mientras giras la carcasa con tu otra mano. El buche quedará libre. Retíralo y tíralo a la basura.

  6. 6

    Tira hacia atrás toda la piel que cubre el cuello de modo que se exponga la base del mismo. Utiliza tu cuchillo de 8 pulgadas (20,32 cm) para cortar a través de las partes carnosas del cuello y luego tuerce el cuello para liberarlo. retira todo el exceso de la piel del cuello, si así lo deseas.

  7. 7

    Coloca el pollo sobre su espalda y gira su cola hacia ti. La pequeña protuberancia en la cola es la glándula sebácea del pollo. Corta la glándula sebácea con tu cuchillo.

  8. 8

    Corta un pequeño orificio en el extremo de la cola del pollo con el cuchillo para deshuesar. Una vez que hiciste el agujero, usa tus manos para ampliarlo hasta que obtengas una abertura del tamaño de una manzana, exponiendo de esta manera la cavidad del cuerpo.

  9. 9

    Mete tu mano dentro de la cavidad del cuerpo del pollo y retira todos los órganos internos, tíralos inmediatamente en un bote de basura.

  10. 10

    Enjuaga el pollo con agua fría. Sécalo con toallas de papel absorbente. Envuélvelo en papel plástico y colócalo en el refrigerador.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media