Manualidades: cómo construir una cascada de piedra

Escrito por benna crawford | Traducido por jane doe
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Manualidades: cómo construir una cascada de piedra
Mejora la naturaleza añadiendo una cascada a tu paisaje. (waterfall image by Carol Wingert from Fotolia.com)

Una cascada de piedra es un rasgo del paisaje que mejora la salud y el aspecto de un estanque o que se yergue sola como fondo musical de un jardín o de una entrada. Construir tu propia cascada es una manera sencilla y satisfactoria de personalizar el diseño y ahorrar dinero. Para un resultado más "verde", usa rocas que ya estén en tu terreno o que provengan de sitios locales.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bomba
  • Cuenco
  • Fondo para estanque
  • Piedras y rocas
  • Recipiente de arcilla
  • Pala
  • Tablas o rejillas de metal
  • Malla (opcional pero recomendado)
  • Arena
  • Caño de PVC
  • Piedras pequeñas
  • Cubierta vegetal y follaje
  • Abrazaderas de metal (opcional)
  • Piedra con agujero perforado para manguera (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Estima el tamaño y la altura de la cascada, si caerá en un estanque y cuán cerca está de las fuentes de electricidad y agua. Evita cavar largas canaletas para el cableado de la bomba y el acarreo de agua colocando la cascada bastante cerca de la casa, en donde pueda ser vista a través de una ventana.

  2. 2

    Una vez que tengas un plano y las piedras, compra una bomba que sea lo suficientemente potente como para enviar el agua hasta la altura de tu cascada. Necesitarás un cuenco para atrapar el agua que aloje la bomba y un fondo de estanque para que vaya por debajo de las piedras, de modo que todo el agua no sea absorbida por la tierra.

  3. 3

    Cava el pozo para el cuenco de agua, y cúbrelo con una capa de arena para darle estabilidad. Coloca el cuenco en el pozo y posiciona la bomba dentro de ella, de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Cava un canal poco profundo desde el cuenco hasta la fuente de energía, atraviesa un caño de PVC con el cable y entiérrralos en este canal. Coloca la manguera flexible de la bomba en la cascada.

  4. 4

    Si la cascada se erguirá sola, o si no tendrá un estanque, cubre el cuenco y la bomba con tablas o con una rejilla metálica. Añade una malla para mantener la suciedad fuera del cuenco. La cascada de piedras va por encima de este cuenco cubierto.

  5. 5

    Crea una base para los piedras, de modo de darles altura: puede ser con un recipiente de arcilla cocida boca abajo, o cualquier base resistente que soporte rocas apiladas sobre y alrededor de ella. Colócala en el cuenco cubierto y esparce el fondo de estanque sobre la base, dejando espacio para que el agua corra hasta el borde del fondo y dentro del cuenco.

  6. 6

    Construye tu cascada con pedruscos y cantos rodados de modo que tenga uno o más "estantes" de piedra lisa para que el agua se deslice sobre ellas. Si el agua sólo burbujea sobre piedras redondeadas tendrás una bonita fuente, pero no una cascada. Hacer cornisas planas que cuelguen por encima de las piedras de debajo te dará el efecto apropiado. Experimenta con la ubicación hasta que se vea bien, y asegúrate de que el fondo del estanque esté cubierto con rocas y pedruscos.

  7. 7

    Posiciona la manguera que proveerá el agua en la parte posterior de la cascada, escóndela con rocas y sujétala en el punto más alto. El agua fluirá desde este punto hacia abajo, pero la fuente debería ser invisible. Pasa el extremo de la manguera a través de un agujero taladrado en una piedra superior, asegúrala con abrazaderas de metal, o insértala entre rocas pesadas para sostenerla. Luego revisa desde todos los ángulos para asegurarte de que no puede ser vista.

  8. 8

    Llena el cuenco, enciende la bomba y ajusta el flujo de agua, la ubicación de las rocas y las cornisas para obtener una cascada con la que te sientas contento. Usa piedras más pequeñas, cubierta vegetal y follaje para ocultar los bordes del fondo del estanque y del cuenco. El agua caerá desde las cornisas, sobre las piedras, y desaparecerá sin ser vista dentro del cuenco.

  9. 9

    Si sitúas la cascada en el borde de un estanque, la bomba va en la parte más baja del mismo, el fondo va por debajo de las piedras de la cascada, y las cornisas de roca deben ajustarse de como que el agua caiga directamente al estanque. Esto requerirá una bomba mayor y un estanque con peces necesitará una bomba lo suficientemente poderosa como para hacer funcionar un buen filtro y enviar agua hasta la altura de la cascada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles