Objetivos para mejorar la articulación de palabras

Escrito por dan taylor | Traducido por lourdes villaseñor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Objetivos para mejorar la articulación de palabras
La buena articulación es clave para ser un comunicador eficaz. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Si no puedes articular bien las palabras, ni toda la preparación para dar discursos del mundo te servirá cuando llegue el momento de tansmitir tu mensaje. La articulación de palabras puede ser difícil de dominar, sobre todo para las personas con impedimentos del habla o para personas que simplemente han pasado toda su vida adquiriendo malos hábitos al hablar. Hay varios objetivos que debes trazarte si estás buscando mejorar tu articulación del habla.

Otras personas están leyendo

Ejercicios de respiración

Debes dedicar más tiempo a los ejercicios de respiración para mejorar tu forma de articulación. Es necesario practicar la respiración con el pecho en lugar de la garganta, esto te ayudará a proyectar tu voz. Debes dedicar unos minutos al día a practicar la respiración con el pecho hasta que la hayas dominado.

Práctica de tono

Debes fijarte un objetivo de practicar el tono de tu voz regularmente. Respirar con el pecho te ayudará a proyectarte, pero es necesario adoptar conscientemente el tono correcto, por lo general un tono más bajo que tu voz natural. Establece una meta de practicar regularmente la modulación del tono de tu voz mientras respiras con el pecho hasta que se convierta en una práctica inconsciente.

Trabalenguas

Dedícale tiempo a practicar trabalenguas de palabras con el fin de dominar el último elemento de articulación: la pronunciación. Puedes probar con trabalenguas conocidos como "tres tristes tigres", o simplemente puedes seleccionar palabras con las que pienses que estás tropezando en la práctica de tu discurso. Abre bien la boca durante la práctica y céntrate en cada vocal de la palabra, dilas despacio y luego aumentando la velocidad a medida que vayas diciéndolas mejor.

Usa tu tiempo libre

Un orador que piensa seriamente en mejorar su articulación hace uso efectivo del tiempo de inactividad. Empieza a leer en voz alta cuando estés solo. Por ejemplo, puedes practicar en el coche la repetición de las palabras que se escuchan en la radio, o puedes leer en voz alta un artículo del periódico. Este ejercicio también te ayudará a retener las cosas que oyes.

Ejercicios previos al discurso

Comprométete a aprender algunos ejercicios vocales esenciales antes de dar un discurso, para que puedas aflojar las cuerdas vocales de antemano. Antes de hablar, debes aflojar tu cuerpo sacudiendo las extremidades y girando un poco, y debes bostezar y sacudir la cara para relajar los músculos faciales. Por último, practica algunos trabalenguas antes de aflojar tu voz.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles