Cómo pintar una chimenea

Escrito por ehow contributor | Traducido por pei pei
Cómo pintar una chimenea

Un poco de pintura cambiará tu chimenea -y tu sala de estar- por completo.

Fireplace image by Mistik from Fotolia.com

Si estás tratando de arreglar una sala anticuada a la que quieres inyectar un poco de nueva vida, piensa en que quizá lo consigas tomando una medida tan simple como pintar la chimenea. Esto puede iluminar la habitación por completo o crear una obra maestra que sirva como punto focal. Sigue estos pasos si quieres saber por dónde debes comenzar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel de lija
  • Lienzo de lona
  • Base látex imprimación (primer látex)
  • Brocha y rodillo de pintura
  • Bandeja para pintura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra los suministros necesarios en una tienda local de mejoras para el hogar. Lleva muestras de las telas que utilizarás en la habitación. Esto te facilitará encontrar los colores que quieres para la chimenea y te ayudará a decidir qué tonos quieres resaltar en la habitación.

  2. 2

    Coloca un lienzo de lona alrededor de la base de la chimenea para proteger la alfombra o el piso circundante de las salpicaduras de pintura.

  3. 3

    Cubre las paredes que rodean la chimenea con cinta adhesiva de pintor. A menos que planees pintar las paredes también, seguramente querrás protegerlas. La cinta de pintor se puede utilizar también para crear agradables diseños de líneas rectas a lo largo de los bordes.

  4. 4

    Trabaja la superficie del ladrillo con papel de lija. Esto eliminará las partículas sueltas de ladrillo y cemento. Si te salteas este paso, probablemente los grumos de cemento terminarán pegados en tu brocha. Para terminar, sacude o pasa la aspiradora en toda el área para eliminar el polvo y los residuos de cemento suelto.

  5. 5

    Aplica una capa de base de imprimación o "primer" de látex al ladrillo. Debido a que el ladrillo es poroso, la base y la pintura de látex son ideales, ya que se adaptan a la superficie y la dejan respirar, por lo que la capa no se agrietará fácilmente. Consulta con un experto en la tienda local de pintura para asegurarte de elegir la base y la pintura adecuadas para tu chimenea. Deja que la capa de primer seque por completo antes de continuar con el siguiente paso.

  6. 6

    Aplica dos capas de la pintura decorativa del color elegido a la superficie de la chimenea. Se puede añadir más si es necesario. Asegúrate de cubrir bien todas las grietas y hendiduras y deja que la pintura seque completamente antes de aplicar la siguiente capa. Cuando la última capa esté bien seca, ya puedes ahora quitar la lona o decorar como más te guste.

Consejos y advertencias

  • Si la chimenea no se utiliza, entonces el interior también se puede pintar. Si utilizas tu chimenea regularmente, pinta sólo el exterior.
  • Siempre que pintes dentro de habitaciones cerradas, asegúrate de abrir ventanas y puertas para que el espacio se ventile correctamente.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media