¿Cómo pintar una chimenea de ladrillos?

Escrito por ehow contributor | Traducido por maría belén llanos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo pintar una chimenea de ladrillos?
Pinta tu chimenea para que quede mejor con tu ambiente. (fireplace image by askthegeek from Fotolia.com)

No todas las chimeneas de ladrillos están hechas iguales. A veces, tu perfecto ambiente tiene una chimenea que no tiene otro nombre para describirla que horrible. Uno de los proyectos para el hogar de hazlo tú mismo más efectivo y menos costoso es pintar los ladrillos de una chimenea. Esta actividad puede mejorar significativamente el estilo de tu ambiente, si lo haces correctamente. Sólo recuerda, pintar una chimenea puede ser fácil de lograr, pero quitar la pintura de una chimenea de ladrillos puede necesitar ayuda profesional.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Líquido para limpiar ladrillos
  • Balde
  • Pincel de cerdas duras
  • Sábana de plástico
  • Cinta de pintor
  • Compuesto sellador
  • Pintura base de albañilería de base oleosa
  • Pintura fina de alta calidad de base oleosa
  • Rodillo
  • Tacho de pintor
  • Pincel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia los ladrillos con un líquido para limpiar ladrillos. Es importante deshacerte bien de la antigua suciedad y del hollín. Sigue las instrucciones del envase para saber cómo aplicar el líquido y limpiar la superficie. Ten mucho cuidado de no dañar la argamasa. Deja que los ladrillos se sequen bien antes de pintarlos.

  2. 2

    Quita las puertas y la pantalla de la chimenea. Es una buena oportunidad para limpiarlos y pintarlos si es necesario. Si están incrustados, cúbrelos con una sábana de plástico y cinta de pintor para protegerlos de la pintura.

  3. 3

    Coloca cinta de pintor en donde los ladrillos se juntan con la pared así no la pintas.

  4. 4

    Rellena cualquier rotura o daño con algún compuesto sellador o impermeabilizador sobre el cual puedas pintar.

  5. 5

    Pinta la chimenea con una base de pintura de albañilería de base oleosa para asegurarte de que la pintura no se manche. Esto también hace que la pintura fluya más fácil. Usa un pincel para asegurarte de llegar a todos los huecos, incluyendo la argamasa. Déjala secar bien.

  6. 6

    Escoge una pintura fina de alta calidad con base oleosa. La pintura no está diseñada para ser resistente al calor. Una pintura fina será menos propensa a ampollarse y también cubrirá mejor los ladrillos porosos. Si no usas tu chimenea como fuente de calor, entonces cualquier pintura funcionará.

  7. 7

    Aplica la pintura con un rodillo para superficies porosas. Mantén el pincel cerca para ayudarte cuando necesites llegar a los huecos entre los ladrillos y la argamasa. Necesitarás meter la pintura en alguna de las grietas. Para cubrir los ladrillos en general se necesitan tres capas de pintura.

Consejos y advertencias

  • Si usas la chimenea, entonces evita la pintura al agua. Se ampolla con el calor y la fina capa no se adhiere bien a los ladrillos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles