Cómo plantar cerezos desde la semilla

Escrito por marie mulrooney | Traducido por contributing writer
Cómo plantar cerezos desde la semilla

Cerezas.

ingwervanille/iStock/Getty Images

Hay dos tipos de cerezas: dulces y amargas. Son diferenciables, como sus nombres sugieren, por el característico sabor de las frutas. Ambas variedades de cerezos pueden crecer de semillas (también conocidas como huesos de cereza). Los árboles crecen a una altura de entre 8 y 30 pies (2,4 y 9 m) de alto, dependiendo de si son enanos, parcialmente enanos o de tamaño natural. Si bien es posible germinar un cerezo en una maceta, es altamente recomendable plantarlos en el exterior si se espera obtener alguna fruta de ellos. Los árboles grandes que crecen en macetas tienden a tener un crecimiento raquítico y muy poca producción (si la hubiera).

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un frasco con tapa
  • Musgo de turba o vermiculita
  • Una botella rociadora
  • Arena
  • Una alambrada de 1 pie por 1 pie (30 por 30 cm)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elimina las semillas (huesos) de las cerezas. Lava cualquier resto de pulpa de las semillas con agua tibia.

  2. 2

    Llena aproximadamente hasta la mitad un frasco de color oscuro con turba humedecida o vermiculita. Coloca los huesos de cereza dentro del frasco y espolvorea un par de pulgadas (5 cm) de musgo o vermiculita sobre ellos. Cierra el frasco con la tapa sin apretar mucho.

  3. 3

    Deja los huesos de cereza en el frigorífico durante por lo menos ocho semanas a una temperatura de 40 grados Fahrenheit (4,4 grados C). Periódicamente, rehidrata la vermiculita o el musgo con una botella rociadora con agua; nunca deberá ahogarse, solo humedecerse.

  4. 4

    Planta los huesos de cereza en el exterior una vez que las heladas hayan pasado. Planta varios huesos juntos en el mismo agujero, ya que las semillas no siempre germinan (o les llevará mucho tiempo). Plántalos al doble de profundidad de su tamaño; por ejemplo, si cada hueso mide 1/4 de pulgada (0,6 cm) de ancho, plántalos a media pulgada (1,2 cm) de profundidad.

  5. 5

    Cubre los huesos plantados con arena para que la tierra no se salga y para prevenir la germinación. Moldea la alambrada de un pie por un pie en forma de caja poco profunda y colócala sobre el sitio donde has plantado las semillas. Una vez que hayas presionado los bordes de la caja dentro de la tierra, todavía debería quedar una pulgada o dos (2,5 o 5 cm) entre la superficie de la tierra y la alambrada, para que los huesos de cereza tengan espacio para brotar. La alambrada ayudará a evitar que las ardillas y otras plagas extraigan los huesos de cereza.

  6. 6

    Mantén la tierra y la arena alrededor de los huesos de cerezas húmeda, pero no empapada, mientras esperas a que germinen. Esto requiere un poco de paciencia; si bien puedes ver resultados en un par de meses, algunos jardineros han afirmado que sus huesos de cereza tardaron hasta un año en germinar y producir brotes.

Consejos y advertencias

  • Prepárate para esperar entre cinco y 10 años, dependiendo de la especie de cerezo que estés cultivando, antes de que el árbol produzca frutas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media