El proceso de una quinceañera

Escrito por tom ryan | Traducido por laura gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El proceso de una quinceañera
El padre de la quinceañera cambia sus zapatos chatos por zapatos de taco alto. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Festejar el cumpleaños de quince es una celebración tradicional hispánica que conmemora la transición de una chica joven a la madurez. Generalmente realizada en el cumpleaños número quince, este festejo comprende varias tradiciones distintas, incluyendo una ceremonia religiosa y una fiesta posterior. La ocasión está marcada por diferentes actos simbólicos, como el cambio de zapatos, que representa el viaje hacia la madurez que cada chica debe realizar.

Otras personas están leyendo

Ceremonia religiosa

La quinceañera generalmente comienza con una ceremonia en una iglesia en donde la joven se compromete con Dios. Le dan ciertos signos de fe, que a menudo incluyen una biblia y un rosario, y se la presenta ante la comunidad como una mujer por primera vez.

Cambio de zapatos

La fiesta de quince es una ceremonia que representa la transición de una chica joven hacia la madurez, y el tradicional cambio de zapatos es el símbolo de su maduración. La chica generalmente lleva zapatos planos a su ceremonia, pero en cierto momento, su padre se los cambia y le coloca zapatos de taco alto. Esto representa su pasaje de la niñez a su edad adulta, y lo sigue generalmente un baile entre padre e hija.

Recepción

La ceremonia religiosa es seguida por una recepción o fiesta con comida, música y baile. Esta recepción incluye un vals tradicional entre el padre y la hija, así como también un brindis por la quinceañera. Los invitados comparten sus buenos augurios y felicitaciones con ella, y al igual que en una recepción de boda, la fiesta se conmemora con favores, un libro de invitados, una torta decorativa y copas de champán.

Última muñeca

Otra tradición que marca la transición de una quinceañera es "la última muñeca". Ésta se le entrega a la quinceañera, y se la llama así porque se la considera el último juguete que ella recibe como una niña, antes de convertirse en una adulta. La mueneralmente se incorpora de alguna forma a la recepción, como adorno de la torta o centro de mesa. Algunas mujeres regalan sus muñecas como parte de la recepción, por ejemplo, pueden tirarlas a la multitud de chicas jóvenes como lo hace una novia cuando tira su ramo de flores a las mujeres solteras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles