Hogar

Propagación del aguacate orgánico Hass

Escrito por richard hoyt | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
Propagación del aguacate orgánico Hass

Los aguacates que se venden en Estados Unidos los produce la empresa Hass en su mayoría.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

El aguacate pequeño y negro, nombrado a partir del empleado de correos Hass Rudolph quien lo patentó en 1935, representa el 80% de los aguacates cultivados comercialmente en Estados Unidos. Un árbol de esta fruta puede obtenerse fácilmente a través de semillas, pero la calidad de los aguacates puede no ser tan buena como la de aquellos que provienen de la planta madre. Para mantener la calidad, los cultivadores comerciales producen injertos que por lo general corresponden a la raíz de la planta madre.

Otras personas están leyendo

Propagación orgánica

El cultivo orgánico limita o evita el uso de pesticidas, fertilizantes, hormonas de crecimiento fabricadas o plantas genéticamente modificadas. Pocas de esas prohibiciones se aplican a la propagación del aguacate Hass, que utiliza las mismas técnicas de cultivo utilizadas por los cultivadores orgánicos, que evitan plantar esquejes de aguacate porque normalmente requieren del uso de hormonas.

Crecimiento a partir de la semilla

Puedes cultivar un árbol de aguacate Hass a partir de la semilla, pero no se recomienda debido a la calidad, que a menudo es pobre. Remoja una semilla en buen estado durante 30 minutos. Procura que el agua tenga una temperatura de 106 a 130 grados Fahrenheit (41 a 54 grados Celsius) y luego corta ½ pulgada (1,27 cm) de la punta. Planta la semilla a 6 pulgadas (15 cm) de profundidad en una maceta con tierra arenosa, dejando el extremo cortado justo encima de la parte superior de la tierra. Coloca la maceta bajo la luz solar indirecta a 65 grados Fahrenheit (18 grados Celsius) o más caliente y mantenla húmeda pero no mojada. La semilla empezará a germinar de tres a cuatro semanas, después podrás pasarla a un recipiente más grande y dejarla como planta de interior o también podrás plantarla afuera. Un cultivador que no se interese por plantar con métodos orgánicos sumergirá la punta del esqueje en un fungicida. Un árbol cultivado a partir de semillas producirá aguacates en cinco o siete años.

Injerto

El injerto requiere de un cepellón adecuado, la parte inferior del tronco sin podar y el sistema radicular de una plántula de cuatro a ocho meses de edad. El vástago, brote o cualquier otra parte del árbol debe injertarse al rizoma que provenga de un árbol maduro. Para vástagos propicios para cubrir, hendirse o injertarse en la yema, corta de la punta ramas pequeñas de 4 a 5 pulgadas (10 a 12 cm) que aún permanezcan en estado vegetativo. Recorta las hojas y los pequeños cabos. Un vástago debe tener de tres a cuatro yemas. Para injertar una astilla, selecciona un brote de la base actual de crecimiento después de que se haya endurecido y haz un corte de 1/2 a 3/4 de pulgada (1,27 a 1,89 cm) por encima y por debajo de ella. Puedes plantar las plántulas en cualquier momento después de injertar los vástagos en ellos, pero los cultivadores comerciales suelen esperar entre 12 y 18 meses. Los vástagos injertados pueden producir aguacates en dos o tres años.

Injerto por cubierta

Corta diagonalmente un pedazo de corteza de 2 a 3 pulgadas (5 a 7.5 cm) de una planta en crecimiento activo que quede de 3 a 4 pulgadas (7,5 a 10 cm) arriba del suelo. Haz un segundo corte en la parte inferior del primer corte para formar una muesca. Corta de forma oblicua en la parte inferior del vástago y procura que tenga el mismo tamaño o sea más pequeño que la planta. Inserta en la muesca el extremo inclinado del corte de la planta y envuélvela con cinta en su lugar.

Injerto por hendidura

Retira la parte superior de la planta con un corte bien nivelado que mida de 7 a 12 pulgadas (18 a 30,5 cm) de distancia del piso hasta arriba. Después haz una rendija de 1 ½ a 2 pulgadas (4 a 5 cm) de profundidad en la parte superior del corte. Forma una cuña en la parte inferior de un vástago que tenga el mismo largo y profundidad que tiene la ranura sobre la planta. Inserta la cuña del vástago en la ranura y envuélvelos con firmeza.

Injerto por astilla

Realiza un corte delgado y vertical de 1 pulgada (2,5 cm) en la planta a una distancia de 7 a 10 pulgadas (18 a 25 cm) del suelo. Corta otra más pequeña en sentido horizontal en la base del corte vertical. Inserta un solo brote en la muesca hecha por los dos cortes en la planta y envuélvelos con firmeza.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media