Cómo hacer tu propio relleno casero para un sostén

Escrito por katie tonarely | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propio relleno casero para un sostén
Las almohadillas en los sostenes pueden dar la apariencia de una copa más grande. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Olvídate de la cirugía y de los costosos sostenes levantadores. Hacer tu propio relleno para un sostén puede ahorrarte dinero y aun así darte la apariencia de tener un busto más grande. Puedes decidir qué tan grueso quieres el relleno y hacerlo del color que quieras para que combine con tu otra ropa interior. Aunque no da el escote que un sostén levantador puede dar, el relleno puede añadir curvas en los lugares que quieres.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Plantilla circular
  • Franela
  • Espuma
  • Lápiz
  • Tijeras
  • Alfileres rectos
  • Máquina de coser o remalladora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación

  1. 1

    Mide el diámetro de la copa del sostén al que quieres añadir el relleno. Si quieres que el relleno funcione con la mayoría de tus sostenes, usa la medida de la copa más pequeña.

  2. 2

    Encuentra una forma circular que coincida bien con la medida que tomaste. La mayoría de sostenes tienen entre 4 y 6 pulgadas de diámetro de copa (10 a 15 centímetros), así que un tazón pequeño o la tapa de un contenedor tubular funcionarán bien.

  3. 3

    Coloca dos capas de franelas en tu superficie de trabajo.

  4. 4

    Traza la forma circular en la tela. Dibuja tantos círculos como puedas acomodar en la tela. Necesitas por lo menos cuatro círculos para hacer un par de almohadillas. Corta los círculos de franela.

  5. 5

    Traza la forma circular en la tela de espuma y córtala cuidadosamente. Necesitas dos círculos de espuma para un par de almohadillas.

    En la tienda de telas, puedes elegir el grosor de la espuma. La mayoría de espumas van de 3 a 5 pulgadas de grosor (8 a 13 centímetros). Sin embargo, un distribuidor en línea puede tener tamaños más especializados si crees que 3 pulgadas (8 centímetros) es demasiado grueso. También puedes comprar el doble del ancho que prefieres y cortar la espuma por la mitad una vez que hayas cortado los círculos individuales.

    Costura

  1. 1

    Coloca las piezas de la siguiente forma: franela, espuma y franela. Si quieres suavidad extra, añade otra capa o dos de franela.

  2. 2

    Sujeta con alfileres.

  3. 3

    Cose con una puntada recta alrededor de la tela con alfileres, a aproximadamente 1/8 de pulgada (3 milímetros) del borde.

  4. 4

    Cose con una puntada en zigzag alrededor de las capas encima de la puntada recta. También puedes usar una remalladora para crear buenos acabados en tus almohadillas.

  5. 5

    Repite con la otra almohadilla y corta los bordes.

Consejos y advertencias

  • Si estás lactando y buscas una almohadilla para madres que también ser usada como almohadilla para sostenes, no uses espuma. Si goteas, la leche puede llegar a la espuma y puede ser difícil de lavar. Además, la espuma puede irritar tus pezones. En vez de eso, usa una tela a prueba de agua, como vellón o láminas de poliuretano para evitar fugas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles