¿Recortar las ramas de una planta de tomate puede atrofiar el crecimiento de los tomates?

Escrito por lang tun | Traducido por jaime alvarez
¿Recortar las ramas de una planta de tomate puede atrofiar el crecimiento de los tomates?
Recortar las ramas de tu planta de tomate se debe hacer con mucho cuidado. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

Las plantas de tomate se cultivan fácilmente por los jardineros caseros, tanto en huertas al aire libre como en contenedores para jardines de patio. Las plantas de tomate pueden crecer a una variedad de tamaños, dependiendo de las condiciones de crecimiento y el tipo de planta de tomate que tengas. Recortar o podar una planta de tomate mantendrá el crecimiento de la planta de tomate dentro de los límites de tu espacio, pero recortar o podar en exceso puede crear una planta de tomate atrofiada e insalubre.

Tipo de planta de tomate

El tipo de planta de tomate va a afectar el tipo de corte que puedas hacer, con qué frecuencia y cuánto afectará el crecimiento y desarrollo general de tu planta de tomate. Las plantas determinadas de tomate son plantas arbustivas, que tienden a crecer a una altura establecida. Las plantas indeterminadas de tomate no tienen una estatura final de crecimiento y seguirá creciendo y produciendo frutos, siempre y cuando el clima se mantenga lo suficientemente caliente. Recortar una planta indeterminada de tomate puede ayudar a mantener el tamaño de la planta bajo control. Recortar una planta determinada de tomate puede ayudar a crear mejores condiciones de crecimiento para la planta.

Qué cortar

Recortar las plantas de tomate es un proceso complicado. A menos que existan hojas o ramas severamente dañadas, lo mejor es no cortar ramas completamente crecidas o ramas más grandes de la planta. Cortar ramas grandes que están sanas causará un gran trauma para la planta de tomate, y podría morir si hay demasiados episodios de choque. Recortar una planta de tomate, determinada o indeterminada, se hace mejor cortando los "retoños". Los retoños son las ramas pequeñas que se desarrollan entre el tallo principal y una rama. Recortarlos cuando son de 2 pulgadas (5 cm) o menos, es la mejor opción.

Técnica de recorte

Al recortar los retoños, lo mejor es cortar el retoño por la base, justo donde se une al tallo principal y a la rama de la planta de tomate. Sostén el extremo del retoño con una mano, y corta el retoño en su base con un par de tijeras de jardinería. Esto garantizará un corte limpio y rápido, que producirá la menor cantidad de daño o de choque a la planta de tomate. Asegúrate de no cortar o rasguñar el tallo principal o la rama de la planta de tomate cuando estés quitando el retoño.

Con qué frecuencia recortar

Con qué frecuencia recortar una planta de tomate depende de la situación y el tipo de planta. Si la planta de tomate ha sido severamente dañada ya sea por una infección, una plaga o las inclemencias del tiempo, lo mejor es cortar la parte dañada de la planta tan pronto como sea posible. Esto ayudará a evitar que la parte dañada de la planta se pudra o infecte las partes sanas de la planta. Si tienes una planta de tomate sana, corta las ramas en función del tipo de planta que tienes. Para una planta determinada de tomate, sólo corta las ramas cuando la planta se ha vuelto demasiada espesa, y los tomates necesitan más circulación de aire o la exposición a la luz solar. Para las plantas indeterminadas, recorta sólo un retoño por cada dos o tres retoños después de que la primera flor ha aparecido.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles