Cómo hacer un ramo redondo de rosas

Escrito por rose brown | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un ramo redondo de rosas
Crea ramos fabulosos como los de los floristas profesionales. (Rose Bouquet image by Tracey Loftis from Fotolia.com)

Las rosas son muy populares en la confección de ramos y otros arreglos florales. A menudo se encuentran disponibles en muchos colores y tamaños y con frecuencia poseen una fragancia embriagadora. Las rosas también vienen en muchas variedades, por lo que es fácil encontrar algunas muy pequeñas, otras medianas y esbeltas y otras más; densas, rizadas y con apariencia de col. Cuando se agrupan en un ramo redondo, se hace gala de su forma natural, lo que implica lanzar una declaración de elegancia y buen gusto. Los ramos redondos de rosas pueden parecer muy laboriosos, pero en realidad son muy fáciles de hacer; y con un poco de práctica, seguramente lograrás crear uno espectacular.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 12 rosas
  • Guantes de goma
  • Un corta espinas
  • Un cuchillo de florista
  • Un cubo lleno de agua
  • Pinzas o tijeras
  • Una liga
  • Cinta decorativa
  • Alfileres con punta decorativa tipo perla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Haciendo un ramillete redondo con rosas

  1. 1

    Ponte unos guantes de goma para proteger tus manos. Empezando unas 3 pulgadas ( 7,5 cm) por debajo de la flor, coloca un corta espinas y pásalo a todo lo largo de los tallos de cada rosa para eliminar tanto las espinas como las hojas. Utiliza el corta espinas con cuidado para evitar hacer cortes o hendiduras que puedan debilitar, dañar o romper los tallos.

  2. 2

    Corta en ángulo 1 pulgada (2,5 cm) de la parte inferior de los tallos de todas las rosas con un cuchillo de floristería. Coloca las flores en un cubo lleno de agua donde puedan permanecer hidratadas mientras armas el ramo.

  3. 3

    Haz una "C" con el pulgar y el resto de los dedos de tu mano no dominante. Ahora baja la mano y mantén la forma de "C" hasta tenerla en posición paralela al piso. Deberías ver el piso entre el pulgar y el resto de los dedos. Esta es la posición que deberá conservar tu mano todo el tiempo a medida que construyes el ramo dentro de ella.

  4. 4

    Usa tu mano dominante para tomar la primera rosa. Coloca la flor en tu mano no dominante.

  5. 5

    Toma una segunda rosa. Sostenla un momento por encima de la rosa que ya se ​​encuentra en tu mano no dominante. Deslízala hacia abajo dentro de tu mano en ángulo, de modo que la corola quede enclavada en contra, pero ligeramente por debajo de la corola de la primera rosa.

  6. 6

    Agrega dos rosas más a tu mano no dominante deslizando cada tallo en ángulo alrededor de la primera flor. La primera rosa quedará ligeramente más arriba que las otras tres que la rodean.

  7. 7

    Coloca cuatro rosas más, una a la vez, en tu mano no dominante. Deslízalas en un ángulo y acomódalas en círculo ligeramente por debajo de las tres que ya has insertado anteriormente. Presionar ligeramente cada rosa en ángulo te ayudará a conseguir la forma redonda que estás buscando.

  8. 8

    Inserta las cuatro rosas restantes en tu mano no dominante, colocándolas ligeramente por debajo de las cuatro que colocaste en el paso 7. En este punto deberías ver a un montículo redondo y visible de flores por encima de tu mano y los 12 tallos emergiendo en diferentes ángulos por debajo de tu mano.

  9. 9

    Pasa uno de los tallos a través del centro de una liga y muévela hasta la parte más estrecha del ramo, justo al punto donde los 12 tallos convergen.

  10. 10

    Estira la liga hacia ti. Recuerda que está conectada a un tallo. Enrolla la liga una o dos veces alrededor del manojo completo de tallos y luego extiéndela un poco más hacia la base del tallo del que inicialmente la detuviste. Engancha la liga de nuevo en el mismo tallo. La liga debería ahora sostener bien apretados todos los tallos.

  11. 11

    Corta los tallos del ramo a la longitud deseada con pinzas o tijeras. Envuelve la cinta decorativa alrededor. Cubre sólo la parte estrecha donde se encuentra la liga o enrolla la cinta alrededor de toda la longitud de los tallos, amarrándolos todos firmemente. Ata la cinta en un nudo y luego haz un moño o asegúrala en su lugar con un alfiler decorativo con cabeza tipo perla.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles