DESCUBRIR
×

Cómo hacer una reducción de vinagre balsámico

Hacer una reducción de vinagre balsámico es una forma fácil de añadirle sabor a cualquier plato. Puedes usarla en las verduras, en la carne, en la pizza y hasta en los postres para añadirles dulzor y un toque fuerte único. Todo lo que necesitarás para comenzar esta receta es un poco de vinagre balsámico y una sartén. Demorarás tan solo 10 minutos en terminarla.

Julia Mueller

Cosas que necesitarás

**-Vinagre balsámico

-Una taza medidora

-Una sartén pequeña**

Paso 1: Mide tu reducción de vinagre balsámico

Mide la cantidad de reducción de vinagre balsámico que necesitarás y vierte dos o tres veces el volumen de vinagre en una sartén pequeña. Por ejemplo, si necesitas 1/4 de taza de reducción de vinagre balsámico, comienza tu receta con media taza.

Julia Mueller

Paso 2: Lleva el vinagre balsámico a hervor

Vierte el vinagre balsámico en una sartén y ponla a fuego medio hasta que alcance el hervor.

Julia Mueller

Paso 3: Cuece a fuego controlado

Una vez que el vinagre haya alcanzado el hervor, reduce el fuego y cuece lentamente, hasta que se reduzca a la mitad o durante unos 7 u 8 minutos. Si buscas lograr una consistencia más espesa, similar al jarabe, permite que el vinagre se reduzca a 1/3 de su volumen original o hierve a fuego bajo durante 8 a 10 minutos.

Julia Mueller

Paso 4: Rocía la reducción de vinagre balsámico sobre la comida

¡Es tan fácil como esto! Puedes usar tu reducción de vinagre balsámico en una gran variedad de platos y alimentos, como las verduras asadas, las ensaladas verdes, el pollo, la carne, la pizza, los helados y los brownies.

Tip: Para añadirle un sabor diferente a tu reducción de vinagre balsámico puedes agregarle especias y frutas frescas o secas, como la canela, los arándanos y las frambuesas.

Julia Mueller