Cómo reemplazar la cuerda de un violín

Escrito por contributing writer | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reemplazar la cuerda de un violín
(Polka Dot RF/Polka Dot/Getty Images)

Poder cambiar la cuerda de un violín es una habilidad útil y necesaria que debe tener cualquier violinista, desde un novato hasta un experto. Incluso si no está rota, cambiar las cuerdas puede mejorar el sonido, la ejecución y el disfrute de tu instrumento. La tarea de cambiar las cuerdas es simple, se realiza en unos minutos. Realizada correctamente, es completamente segura para ti y tu instrumento.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuerda de violín del tono y estilo de colocación correctos
  • Lápiz No. 2 afilado
  • Afinador o tono de referencia

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cambiar las cuerdas del violín

  1. 1

    Lubrica la cejilla y el puente con un poco de grafito obtenido del lápiz. Verás una pequeña hendidura causada por la cuerda anterior. Frota la punta del lápiz sólo dentro de dicha hendidura.

  2. 2

    Une el cabo de la cuerda al ancla del cordal del violín. Cada cuerda tendrá un arillo o bola que se anclará en su sitio una vez que se aplique presión. Necesitarás mantener la cuerda estirada hasta que ambos extremos estén unidos con firmeza a tu instrumento. El cabo de la cuerda deberá tener ya sea un aro o un bola, dependiendo del diseño del ancla de tu instrumento.

  3. 3

    Enhebra el extremo superior de la cuerda a través del agujero en las clavijas del violín. Debe extenderse más o menos media pulgada (1.25cm) más allá de la clavija.

  4. 4

    Rota la clavija con lentitud para que la cuerda se enrolle sobre la clavija y hacia afuera del violín. Las cuerdas La y Mi se enrollarán hacia la derecha, mientras que las Re y Sol hacia la izquierda. Al ir apretando, debes mantener firme el cabo de la cuerda en el cordal.

  5. 5

    Toca el tono de referencia apropiado que vaya con la cuerda (ya sea Sol, Re, La o Mi) mientras sigues apretando. Deja de girar la clavija una vez que hayas alcanzado el tono correcto. Apretar de más puede romper la cuerda. Usa el afinador fino del violín (si está disponible) para hacer correcciones finales más precisas del tono.

Consejos y advertencias

  • Ordena una cuerda de reemplazo del tono correcto. Las cuerdas de violín no son intercambiables. Antes de pedirlas, revisa el método de colocación en el cordal de tu violín. Necesitarás o bien un cabo con aro o uno con bola, no ambos.
  • Siempre ten un juego de cuerdas extra. Las cuerdas pueden romperse en cualquier momento y puede que tengas que reemplazarlas aunque no estén rotas pues la calidad del sonido disminuye con el tiempo.
  • Después de cambiar las cuerdas, y en intervalos regulares, revisa que el puente esté en posición vertical. Un puente inclinado puede caerse en cualquier momento.
  • Al cambiar varias cuerdas, quita y reemplaza una a la vez. Las demás cuerdas mantendrán el puente en su lugar.
  • Nunca muevas el pie del puente de un violín. Éste es un trabajo para un profesional.
  • Si la cuerda tiene bordes afilados o toscos, cámbiala inmediatamente. Los bordes afilados pueden cortar tus dedos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles