Estilo

Cómo reparar el cabello quemado

Escrito por hannah wahlig | Traducido por irene cudich
Cómo reparar el cabello quemado

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

El desgaste cotidiano es muy malo para tu cabello, pero una vez cada tanto, tu pelo sufre un serio revés en forma de una quemadura. El pelo quemado luce erizado, quebradizo y seco, pero no es imposible salvar a tus pobres mechones. Determina cuál es la raíz del problema antes de optar por un tratamiento. El cabello químicamente quemado habitualmente es el resultado de un mal trabajo de tintura o de alisado químico, pero el pelo quemado mecánicamente proviene del uso exagerado del secador de cabello o del alisador, o, lo que es peor, del contacto con el fuego.

Nivel de dificultad:
Moderada

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Champú reconstructor
  • Tratamiento de acondicionamiento profundo
  • Máscara para el cabello
  • Champú hidratante
  • Tratamiento con aceite caliente
  • Producto protector del calor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Reparaciones de productos químicos

  1. 1

    Evalúa el estado de tu cuero cabelludo. Si la quemadura afectó más que tu cabello, debes ver a tu médico o dermatólogo en el caso de que tu cuero cabelludo requiera un cuidado especial a cargo de un profesional.

  2. 2

    Invierte en un champú reconstructivo. Fíjate que tenga ingredientes como péptidos, aminoácidos o cualquier proteína que figure en la etiqueta o keratina. Las quemaduras químicas son el resultado de un cabello despojado de sus nutrientes, de manera que cubrirlos con champúes reconstructivos le devuelve esas proteínas perdidas a la superficie de tu pelo.

  3. 3

    Lávate menos veces la cabeza. Los champúes quitan los aceites naturales de tu cabello y tu pelo quemado los necesita para reconstruirse.

  4. 4

    Cambia tu rutina para peinarte. El calor y cualquier producto que contenga alcohol solamente ocasionarán más daño, de manera que, cuantas más veces puedas, deja tu cabello al natural.

  5. 5

    Colócate una máscara para el cabello una vez a la semana hasta que tu pelo vuelva a ser el que era antes. Las máscaras bloquean la humedad y la proteína para reparar tus hebras crujientes.

  6. 6

    Ve al salón a recortarte el cabello. Un estilista puede quitar las puntas muertas y disfrazar el daño hasta que tu pelo esté reparado.

    Control del daño provocado por el calor

  1. 1

    Primero concéntrate en el daño de la piel. Las quemaduras menores provocadas por el calor probablemente se curen con algún tratamiento tópico, pero si luce como algo serio, haz que lo vea un médico ya que estas quemaduras suelen infectarse con facilidad.

  2. 2

    Visita a un estilista. Si tus cabellos se han arruinado más aún, no tiene remedio y se lo debe cortar cuidadosamente.

  3. 3

    Cambia de champú por uno profundamente hidratante. Devolverle humedad a tu cabello debe ser tu primera línea de ataque contra las quemaduras por calor.

  4. 4

    No uses más productos químicos. El pelo quemado no es lo suficientemente resistente como para soportar tinturas o alisamientos químicos.

  5. 5

    Haz un acondicionamiento profundo. Un tratamiento semanal con aceite caliente retiene la humedad y reduce los efectos de erizado del daño por quemadura. Durante tu rutina periódica de aplicar acondicionador, deja que tu cabello lo absorba por lo menos durante cinco, pero preferentemente 10 minutos para lograr una reconstrucción más eficiente.

  6. 6

    Protege tus cabellera del calor. Si no puedes dejar de usar por completo el secador de pelo, por lo menos rocía tu cabello con un espray protector contra el calor antes de usarlo.

Consejos y advertencias

  • Prevenir las quemaduras es tu mejor línea de defensa. Deja que los tratamientos con productos químicos abrasivos los haga tu estilista profesional y mantén tus dispositivos de calor en posición media para evitar un daño innecesario.
  • Puedes preparar tus propias máscaras para el cabello con ingredientes que guardas en tu despensa. Prueba con un puré hecho con yemas de huevos, aguacate y unas gotas de aceite de oliva, de coco o aceites esenciales.
  • Si no puedes reparar el daño, lo mejor es comenzar de cero y cortarlo. ¿No hay mejoras al cabo de seis semanas? Vuelve a la peluquería para que te lo vuelvan a cortar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media