Repelente casero para ratas y ratones

Escrito por audrey pannell | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Repelente casero para ratas y ratones
Mantén a los roedores lejos de tu casa con repelentes caseros en aerosol. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

Las invasiones de ratones y ratas son engorrosas y muchas veces costosas. Estos animales roen materiales y ensucian las superficies con basura y excrementos. A muchos les resulta inhumano matar a los roedores con trampas, por lo que recurren a repelentes alternativos. Los repelentes caseros en aerosol son una alternativa ideal a las trampas de roedores. Estos funcionan para repeler a estos animales por medio del olfato, sin causarles daño.

Otras personas están leyendo

Aerosol con aceite de menta

Aunque el aceite de menta huele limpio y fresco para los seres humanos, a los ratones y ratas les resulta poco atractivo. Combina 1 taza de agua o alcohol con 2 cucharaditas de aceite de menta en una botella con atomizador. Agita hasta que esté completamente mezclado. Rocía la solución en todas las zonas donde encuentres evidencia de la presencia de roedores. Rocía bolas de algodón con la solución y ponlas en esos lugares también. Pulveriza nuevamente después de una semana. Después de dos semanas, rocía bolas de algodón nuevas y reemplaza las viejas.

Aerosol con amoníaco

A las ratas y ratones no les gusta el olor del amoníaco porque huele a orina de depredador. Llena una botella con atomizador con 1 taza de amoníaco y 1 taza de vinagre. Mezcla bien y rocía todas las áreas que frecuenten los roedores. Rocía bolas de algodón con la solución y ponlas en esas áreas también. Reemplaza las bolas de algodón después de dos semanas. Revisa las áreas para asegurarte de que los roedores no estén regresando. Si es así, vuelve a rociarlas con la solución.

Naftalina en aerosol

Las bolas de naftalina no sólo repelen a las polillas, sino también a los ratones y las ratas. El olor los disuade y mantiene alejados. Pon 1/8 de taza de naftalina en una bolsa de plástico y aplástala con un martillo. Vierte las bolas de naftalina molidas en una botella con atomizador y llénala con agua. Añade 1 cucharadita de detergente para platos. Busca todas las áreas por donde transiten los roedores y rocíalas con la solución. El olor evitará que los roedores regresen. Si notas que estos vuelven, rocía esos lugares de nuevo.

Aerosol con aceite de gaulteria

Al igual que con el aceite de menta, los roedores son repelidos por el olor del aceite de gaulteria. Mezcla 1 taza de agua o alcohol y 2 cucharaditas de aceite de gaulteria en una botella con atomizador. Mezcla bien. Rocía todas las áreas por las que transiten los roedores. Localiza los orificios de entrada y rocíalos. Rocía bolas de algodón con la solución y ponlas en las zonas visitadas. Reemplaza las bolas de algodón después de dos semanas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles