Síndrome vestibular geriátrico en perros

Escrito por lori gordon | Traducido por paula santa cruz
Introducción
  • Introducción

    Síndrome vestibular geriátrico en perros

    El sistema vestibular del perro le informa dónde está su cuerpo, lo ayuda a mantener el equilibrio y coordina los movimientos de su cabeza y ojos. Los receptores de este sistema se encuentran en el oído interno; la información que recogen es procesada por el tallo cerebral y el cerebelo. La enfermedad vestibular es una anormalidad de este sistema. El síndrome vestibular geriátrico es una enfermedad común en los perros viejos, cuya causa es desconocida pero que no presenta riesgo de muerte.

    Un perro con enfermedad vestibular geriátrica tendrá dificultades para mantener el equilibrio. (dog image by Ramona smiers from Fotolia.com)

  • 1 / 5

    Factores de riesgo

    El síndrome vestibular geriátrico (GVS, según sus siglas en inglés), o síndrome vestibular canino idiopático, afecta más comúnmente a perros viejos, de más de 8 años de edad, aunque también puede afectar a perros de mediana edad. Es más común en razas medianas o grandes. Susan M. Cochrane, de Consultas en 5 minutos (5 Minute Consults), sugiere que las causas pueden ser cambios en el flujo, producción o absorción del líquido del canal semicircular, o cualquier cosa que inflame los nervios del oído interno; todas éstas pueden contribuir a la aparición de este síndrome.

    La enfermedad vestibular geriátrica es más común en perros de razas grandes. (golden retriever autmn sun image by Nenad Djedovic from Fotolia.com)

  • 2 / 5

    Signos clínicos

    Los perros con síndrome vestibular geriátrico presentan una súbita pérdida del equilibrio, a veces cayéndose hacia un lado, o directamente la incapacidad de mantenerse parados. Tienen la cabeza inclinada hacia un lado, normalmente hacia el lado afectado, y presentan movimientos laterales rápidos de los ojos (conocido como nistagmo). La mayoría de estos perros no pueden alimentarse o beber sin ayuda, o no quieren hacerlo debido a que padecen náuseas. A menudo, esta patología se confunde con una apoplejía o una convulsión.

    Un perro con síndrome vestibular geriátrico habitualmente presenta la cabeza inclinada hacia un lado. (dog image by Galyna Andrushko from Fotolia.com)

  • 3 / 5

    DIagnóstico

    El diagnóstico se basa en gran parte en los signos clínicos y en la historia que el propietario le relata al veterinario. A veces se realizan pruebas diagnósticas como análisis de la química sanguínea y hemograma, radiografías o resonancias magnéticas para descartar otras causas más graves.

    La resonancia magnética puede ser útil si tu veterinario sospecha de una causa más grave de los síntomas del síndrome vestibular. (MRI Gehirn image by Daniel Schmid from Fotolia.com)

  • 4 / 5

    Tratamiento

    El tratamiento del síndrome vestibular geriátrico es principalmente de sostén. En los episodios graves, puede ser necesario internar al perro, colocarle fluidos endovenosos y suministrarle medicación para los vómitos. También pueden usarse corticoides u otras drogas antiinflamatorias. Si se sospecha de una infección en el oído, el perro debe recibir un tratamiento antibiótico. En casos menos severos, el animal puede ser tratado en el hogar. Puede ser necesario que el propietario lo ayude a levantarse periódicamente, salir y lo alimente y le dé de beber con sus manos.

    Un perro con síndrome vestibular puede necesitar ser internado para recibir cuidados paliativos. (dog sleeping in metal kennel image by Paul Retherford from Fotolia.com)

  • 5 / 5

    Pronósticos

    Según el Dr. W.B. Thomas, neurólogo de la Universidad de Tennessee, el pronóstico para los perros con síndrome vestibular geriátrico es muy bueno, a menudo sin tratamiento en los casos leves. Los signos clínicos como la pérdida del equilibrio y los movimientos rápidos de los ojos comienzan a mejorar dentro de las 72 horas. Los vómitos se detienen y el recuperan el apetito. La inclinación de la cabeza comienza a mejorar lentamente, aunque algunos mantendrán una leve inclinación por el resto de sus vidas. La mayoría de los perros con signos vestibulares retoman su vida normal dentro de las tres semanas. A veces, bajo condiciones de estrés, pueden tener una leve recurrencia, pero la repetición del episodio es verdaderamente poco común. Si es perro no se recupera, o continúa teniendo episodios, el veterinario recomendará realizar un diagnóstico más profundo.

    La mayoría de los perros se recuperan de este síndrome en 2 a 3 semanas. (golden retriever image by chirny from Fotolia.com)

  • ¡Completo!
    Acaba de ver

    Síndrome vestibular geriátrico en perros

    Volver a revisar

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media