DESCUBRIR
×

Síntomas de una pierna rota en un gato

Actualizado 21 febrero, 2017

Una pierna rota en un gato también se conoce como una fractura, y se trata de una herida grave que requiere atención inmediata. Incluso si no ves la causa de la lesión, existen señales que pueden indicarte si tu gato se ha roto su pierna. Estar consciente de los signos de una fractura en la pierna en un gato te permite actuar si algo está mal.

Un gato puede favorecer a un miembro si se ha roto la pierna. (cat image by Alan Pickersgill from Fotolia.com)

Favoreciendo la pierna

Un gato con una pierna rota no querrá poner ningún peso sobre ella. De acuerdo con PetEducation.com, el gato mantendrá la pierna fuera del suelo, cojeando cuando camine. Debido a que empujar el miembro lesionado es doloroso para el gato, también puede ser absolutamente resistente a cualquier movimiento que involucre la extremidad. Favorecer una pata de esta manera es una señal seria de que algo está mal, y el gato debe ser llevado al veterinario.

Inflamación

Un hueso roto derivará en inflamación ya que los tejidos que rodean el hueso están dañados. Mira la pierna lesionada y ve qué tan grande es comparada con las otras patas del gato.

Movilidad inusual

Una fractura de pierna en un gato puede ser inusualmente móvil o flexible cuando se rompe. Si bien los músculos del gato ayudarán a que no tenga movimiento en absoluto, la pierna puede doblarse o moverse de una manera no natural. Una sensación conocida como crepitación, que es una sugerencia de chirrido o raspado, puede notarse cuando la pierna se mueve. Los ruidos crepitantes también pueden resultar de mover la extremidad rota. Si sospechas que un gato tiene una pierna rota, mueve la extremidad tan poco como sea posible antes de llevar al gato a un veterinario.

Dolor

Una pierna rota es dolorosa para un gato, y el gato puede responder vocalizando cuando se toca la extremidad.

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article