DESCUBRIR
×

Cómo solucionar los problemas de una secadora Whirlpool

Actualizado 21 febrero, 2017

Whirlpool hace decenas de modelos de secadoras, tanto eléctricas como a gas. Si bien hay una amplia variedad de funciones disponibles en las distintas máquinas, la mayoría de los problemas son comunes a todos los diferentes modelos. Whirlpool recomienda que los propietarios ejecuten una serie de pasos simples para resolver cualquier problema antes de hacer llamadas innecesarias y costosas al servicio de reparación.

Instrucciones

Digital Vision./Photodisc/Getty Images
  1. Comprueba que la puerta de la secadora esté cerrada por completo. Quita todo lo que pueda estar bloqueándola.

  2. Asegúrate de presionar firmemente el botón "Inicio" para que comience el ciclo de secado. También verifica que la máquina esté sobrecargada y que la ropa no esté hecha una bola. Cualquiera de estos motivos puede provocar que la que la secadora no funcione o que no seque la ropa.

  3. Utiliza un nivelador para que tu secadora Whirlpool esté firmemente apoyada y de manera uniforme sobre el suelo. Ajusta el aparato cuando sea necesario ya que, si no está nivelado, éste va a vibrar y hacer un ruido innecesario.

  4. Examina el interior del tambor de la secadora y el espacio alrededor de él en busca de monedas, bolígrafos, cintas para el pelo y otros artículos que podrían haber sido dejados en los bolsillos de la ropa. Estos artículos causarán ruido y pueden provocar que la máquina deje de funcionar.

  5. Examina la parte donde quedan atrapadas las pelusas, y fíjate si hay pelusas en exceso. Quítalas y vuelve a colocar el atrapa-pelusas en su lugar. Siempre debes limpiar el filtro entre los ciclos de secado. Inspecciona el área alrededor de la secadora, de la ventilación y del sistema de escape. Elimina la pelusa juntada y limpia bien el área. La primera puede provocar un peligro de incendio y también causa problemas de funcionamiento.

  6. Comprueba la válvula de gas si tu secadora Whirlpool funciona a base de él. Asegúrate de que la válvula esté completamente girada hacia la posición "On" (Encendido).

  7. Examina el cable de alimentación eléctrica y verifica que esté ajustado de forma segura en la toma de corriente.

  8. Inspecciona tanto la caja de fusibles y como el interruptor de circuito por cualquier problema eléctrico. Reemplaza los fusibles quemados, si es necesario, y restablece el interruptor automático si se ha disparado.

Consejos

  • Si ninguno de los pasos reparó tu secadora, busca los códigos de servicio Whirlpool en la interfaz digital del electrodoméstico (en la mayoría de los modelos) y ponte en contacto con un técnico certificado de la compañía para que la arregle.

Necesitarás

  • Un nivelador