Cómo usar una tetera de vidrio.

Escrito por wendy anderson | Traducido por lou merino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar una tetera de vidrio.
Una tetera de vidrio te permite ver el té mientras hace infusión en el agua. (a hot,aromatic tea in a glass image by Maria Brzostowska from Fotolia.com)

El té caliente tiene una larga historia de usos sociales y ceremoniales en muchas civilizaciones, y la tetera de vidrio es una agradable manera de mejorar el disfrute de la preparación del té. La tetera de vidrio, a diferencia de sus contrapartes opacas, permite al bebedor de té los simples placeres de ver las hojas secas de té bailar mientras sueltan su sabor en el agua, o la fascinación de ver abrir las bolas de té florecientes en un hermoso despliegue de color. La tetera de vidrio, sin embargo, es más frágil que otro tipo de teteras y requiere ciertos cuidados para la seguridad de la tetera y de quien la usa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Hojas de té sueltas o bola de té
  • Colador de té
  • Agarradera o guante para objetos calientes
  • Cubierta para tetera (opcional)
  • Jabón para lavar trastes
  • Cepillo pequeño para botellas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo hacer té de hojas sueltas

  1. 1

    Calienta la tetera añadiendo agua caliente y permite que se asiente por unos minutos. Aunque algunas teteras, especialmente aquellas hechas de borosilicato, pueden soportar cambios bruscos de temperatura, es más seguro calentar el vidrio un poco antes de añadir el agua hirviendo.

  2. 2

    Vacía el agua caliente e inserta el filtro con las hojas de té ya medidas dentro de él. Si tu tetera incluye filtro y estás usando hojas de té sueltas, mide el té dentro del filtro conforme a las instrucciones del paquete; diferentes tipos y mezclas de té requieren diferente cantidad de hojas en el agua para obtener el mejor sabor. Pon las hojas en el fondo del filtro y coloca el filtro en la tetera vacía. Si tu tetera de vidrio no tiene filtro, simplemente pon las hojas sueltas en el fondo del recipiente.

  3. 3

    Vacía agua caliente sobre las hojas de té en el filtro, llenando hasta los hombros de la tetera. Cuando se prepara té suelto, es mejor usar agua que se encuentre a 180 ºF (82 ºC) para tés más ligeros, como el blanco, verde y oolong, y agua hirviendo a 212 ºC (100 ºC) para tés negros y herbales.

  4. 4

    Pon la tapa en la tetera y deja que el té se remoje por el tiempo recomendado. Los tés ligeros se preparan en períodos de tiempo más cortos, mientras que los tés negros y herbales pueden requerir hasta cinco minutos para extraer todo el sabor de las hojas.

  5. 5

    Vierte el té en tazas individuales. Si tu tetera no tiene colador, tal vez quieras usar un colador de té mientras llenas las tazas. Como la tetera estará caliente, protege tus manos usando un guante o agarradera aislante para cargar la tetera mientras sirves.

    Cómo hacer té floreciente

  1. 1

    Calienta la tetera añadiendo agua caliente y permitiendo que repose por unos minutos antes de vaciarla.

  2. 2

    Añade agua caliente a la tetera, hasta los hombros del recipiente. El agua debe estar un poco debajo del punto de hervor, entre 180 y 200 ºF (82-93º C), para la mayoría de las bolas de té.

  3. 3

    Añade la bola de té al agua caliente. No debes usar el filtro, pues puede obstruir la expansión de la flor. Añade la bola de té al agua caliente. Esto evita que la fuerza del agua al verterla rompa la flor antes de que pueda abrirse naturalmente.

  4. 4

    Pon la tapa en la tetera y deja que el té se remoje por el tiempo recomendado. Los tés florecientes toman más tiempo que los de hojas sueltas, pues el agua debe penetrar al interior de la bola antes de que todo el sabor del té se libere.

    Limpiar y guardar

  1. 1

    Vacía la tetera y las hojas usadas.

  2. 2

    Usa un detergente suave y agua caliente para lavar el interior y el exterior de la tetera. Puede que te sea más fácil limpiar el pico con un pequeño cepillo para botellas. Debido a que el vidrio es menos poroso que la porcelana, tu tetera no se manchará, especialmente si evitas dejar té frío en ella durante largo tiempo.

  3. 3

    Deja que la tetera se seque al aire de ser posible. Esto evita que tu siguiente té se contamine con pelusa de una toalla.

  4. 4

    Guarda la tetera en su empaque original para mayor seguridad. Si esto no es posible, asegúrate de guardarla en un lugar donde no pueda caerse, y donde otros trastes no choquen contra el pico o el asa.

Consejos y advertencias

  • Las teteras de vidrio no retienen el calor como las de porcelana o hierro fundido, así que tal vez quieras usar una cubierta para taparla una vez que hayas servido las primeras tazas de té.
  • Las teteras de vidrio se calientan tanto como las de hierro, así que manéjalas con cuidado, usando guantes o agarraderas aislantes de ser posible. Para proteger la mesa, ponlas en un trébede o un tapete aislado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles