Tipos de sartenes de hierro fundido

Escrito por renee miller Google | Traducido por lucia ayala
Tipos de sartenes de hierro fundido

Las sartenes de hierro fundido varían en tamaño desde cuatro pulgadas (10 cm) hasta 12 pulgadas (27,5 cm) en diámetro.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Las sartenes de hierro fundido son un elemento esencial en muchas cocinas. Valoradas por su durabilidad y calidad de cocción superior, pueden durar muchos años si se les da el cuidado y mantenimiento adecuados. Hay dos tipos de sartenes de hierro fundido: las más costosas están recubiertas de un esmalte protector y la otra está descubierta.

Otras personas están leyendo

Sobre el hierro fundido en la cocina

Los artículos de cocina de hierro forjado son duraderos, resisten generaciones y es uno de los pocos tipos de artículos de cocina que mejora cuanto más la usas. Las sartenes de hierro fundido varían en tamaño, pero son ideales para fritar y saltear. El hierro fundido tiene excelente retención de calor y cocina la comida muy pareja, para que no termines con partes crudas o quemadas. Puedes usarlas sobre la hornalla o el horno, pero no son aptas para el lavaplatos. Si no se cuidan bien, el hierro fundido se puede oxidar.

Al natural

Las sartenes de hierro forjado al natural, no tienen esmalte y deben ser acondicionadas antes de usarse. El hierro natural reacciona con ciertos ingredientes, especialmente aquellos con una acidez alta como los tomates, que resultan en un sabor metálico en la comida si la haces en la sartén. Este tipo de sartén de hierro fundido suele heredarse porque dura años si se cuida bien. Luego de haber sido acondicionado, el hierro fundido debería limpiarse en agua fría a mano usando una esponja fuerte. Se oxida fácil, así que hay que secarla antes de guardarla.

Acondicionamiento del hierro fundido

Acondicionar la sartén significa formar una capa en la superficie de cocción. Esto se hace cocinando varias capas de aceite en la sartén. El acondicionamiento protege a la sartén al natural del herrumbre y te da una superficie antiadherente para cocinar. Para acondicionar la sartén, frota una capa fina de aceite vegetal, como aceite de canola o girasol. Limpia el excedente con un papel de cocina hasta que no haya más aceite en la superficie y parezca seca. Luego da vuelta la sartén con una capa de papel de aluminio por debajo en el horno. Caliéntala a 450-500 F (230-260 °C) por 30 minutos. Deja que se enfríe y repite el proceso al menos tres veces. El acondicionamiento hace que el aceite llene los poros del hierro fundido. Esto hace que una superficie previamente porosa aparezca lisa y los poros llenos de aceite son resistentes al agua, así que la sartén no se oxidará. La sartén parecerá descolorida al principio pero luego de un par de usos vuelve a quedar negra.

Hierro fundido esmaltado

Las sartenes de hierro fundido esmaltado están cubiertas de un esmalte protector y no reaccionan a los diferentes alimentos. La ventaja de las sartenes esmaltadas sobre las naturales es que puedes cocinar casi cualquier cosa en ellas. La capa protectora previene que los alimentos ácidos entren en contacto directo con el hierro. Sin embargo, no son tan duraderas porque el esmalte se puede rayar o romper fácilmente y eso arruina el acabado protector. Usa solamente utensilios de plástico, silicona o madera en las sartenes esmaltadas y nunca uses una esponja de aluminio o muy dura para limpiarla.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media