Tratamiento para gatos con garras arrancadas

Escrito por ellen goodlett | Traducido por analia moranchel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento para gatos con garras arrancadas
Si tu gato es un poco apasionado cuando araña los muebles o si es principalmente un gato de exteriores, ten cuidado con sus garras. (cat image by maxthewildcat from Fotolia.com)

Si tu gato es un poco enérgico al arañar los muebles o si es principalmente un gato de exteriores, ten cuidado con sus garras. Los gatos pueden lastimarlas de la misma manera que los humanos pueden dañar sus uñas. Algunas veces las garras pueden desprenderse del todo. Si esto ocurre, lee para descubrir cómo tratar la lesión de tu minino.

Otras personas están leyendo

Fundas para garras felinas

Cuando los músculos de tu gato estén relajados, sus garras permanecerán retraídas. Cuando tu gato tensa sus músculos, mostrará sus garras y estarán listas para arañarte, a la alfombra o al ratón que encontró afuera. Si ves a tu gato masticar su garra, lo que está tratando de hacer es arrancar la cubierta vieja y desgastada de sus patas para revelar la garra nueva y afilada que hay debajo. Estas cubiertas pueden parecer garras arrancadas cuando se caen, en especial si se caen mientras tu gato está arañando su poste (o más probablemente tus muebles). No te preocupes, pues a menos que tu gato comience a cojear, mostrar signos de dolor o sangra de una pata, lo más probable es que no haya perdido una garra, sólo ha descartado una cubierta vieja.

Garra arrancada

Si tu gato tiene una garra arrancada, deberías poder darte cuenta al observar su comportamiento. Si cojea o favorece una pata cuando camina, esto puede ser signo de una herida. Otros signos incluyen sangrado o pus alrededor de la garra dañada o si tu gato se lame y mordisquea repetidamente en el mismo lugar de su pata. Lo primero que debes hacer para atender esta herida es limpiar el lugar dañado. Diluye algo de solución de peróxido o betadina y limpia la herida. Asegúrate de enjuagar toda la solución de la pata de tu gato luego para que no ingiera nada. Si el área todavía sangra, frota una pequeña cantidad de maicena o harina en la herida para ayudar a detener la sangre. De ser necesario, también puedes aplicar un vendaje provisional sobre la pata y dejarla puesta por 12 horas.

Tratamiento adicional

Para evitar infección, no dejes que tu gato salga hasta que su herida sane por completo. Darle suplementos vitamínicos como vitaminas A, D y E una vez cada cuatro días puede ayudar a su cuerpo recuperarse de la herida con mayor rapidez, pero ten cuidado de no darle demasiadas a tu gato. Un cuarto de la dosis usual de vitaminas para un humano es en general la medida correcta para tu gato. Trata de evitar que se mordisquee su pata cuanto puedas. Usa cinta adhesica sobre el vendaje temporal, cambiado cada 12 horas, para prevenir que tu gato se lama o muerda su herida. Si mastica a través del adhesivo, puede que quieras pedirle al veterinario un collar isabelino para él. Éste es un collar plástico grande que puede colocarse alrededor del cuello del animal para prevenir que lama su cuerpo, específicamente el área lastimada.

Cuándo visitar al veterinario

Si la pata de tu gato comienza a hincharse o su área herida continúa sangrando o muestra signos de pus, lleva a tu gato al veterinario, pues la herida probablemente se haya infectado. Si la pata se siente caliente al tacto o la parte inferior de la pata parece de un color rojo claro, esto también puede ser signo de infección. Deberías llevar a tu mascota al veterinario con urgencia, pues puede necesitar tratamiento antibacterial.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles