Cómo tratar con un niño que se escapa de casa

Escrito por jody morse | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar con un niño que se escapa de casa
Los niños suelen escaparse de casa debido a problemas familiares. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los niños que se escapan de su casa tienen más posibilidades de involucrarse en la prostitución, pandillas, drogas y otras actividades ilegales. Podrían vivir en las calles, padecer hambre o desnutrición. Aunque los niños de cualquier edad pueden huir, entre las edades de 13 y 15 es más probable que se reporten como desaparecidos, según la American Academy of Pediatrics (Academia estadounidense de Pediatría). Puede ser preocupante para los padres cuando los niños se escapan. La comunicación efectiva desempeña un papel clave para evitar que se produzca el problema.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Llega a la fuente del problema. Es importante comprender por qué el niño se ha escapado de casa. Algunas razones comunes por la que los niños se escapan incluyen abuso doméstico, separación o divorcio, nuevo matrimonio, nacimiento de un nuevo bebé, problemas económicos familiares, problemas con drogas o alcohol, problemas en la escuela y presión de los compañeros, según la Nemours Foundation. Preguntar al niño lo que le está molestando puede ayudar a resolver el problema.

  2. 2

    Debes conocer las señales de advertencia. Si el niño se ha escapado de casa antes, podría intentar volver a hacerlo. Los niños que empiezan a ser rebeldes y amenazan con salir de su casa pueden hacerlo. Algunos niños tal vez no digan que se van a escapar, pero pueden empezar a recoger sus pertenencias personales y dinero para prepararse. Los padres deben estar preocupados por cambios importantes en el comportamiento.

  3. 3

    Dile al niño que se quede en casa. A veces los niños necesitan oír a sus padres decir que los quieren. Los padres deben recordarles a sus hijos que son queridos y que sería dañino verlos huir de casa otra vez.

  4. 4

    Haz cambios positivos en casa. Es importante tener los sentimientos del niño en consideración. Si discutir es un problema, haz un esfuerzo para llevaros bien. En lugar de sermonear al niño, trata de hablar sobre los problemas que puedan surgir. El National Switchboard recomienda a los padres preguntar a sus hijos qué castigo piensan que merecen para asegurar que se sientan responsables de sus acciones.

  5. 5

    Busca ayuda de un profesional de salud mental. Cuando un niño se ha escapado de casa, es importante buscar la ayuda de un profesional de salud mental. El niño debe ver a un psicólogo o psicopedagogo. Si la razón por la que el niño se ha escapado de su casa está vinculada a problemas familiares, sería beneficioso para toda toda la familia ir a sesiones de terapia familiar para trabajar sus problemas. Aunque el niño puede dudar ir a terapia, es importante forzar el tema.

  6. 6

    Evita hacer las maletas del niño o desearle suerte. Esta forma de psicología inversa puede parecer que desalentará a los niños que desean rebelarse. Realmente puede hacer que el niño se sienta más rechazado y le anime a huir más rápido, según la American Academy of Pediatrics (Academia estadounidense de Pediatría).

Consejos y advertencias

  • Cuando un niño se escape, asegúrate de consultar con familiares, amigos y vecinos antes de presentar un informe a la policía.
  • Nunca digas a un niño que quieres que se escape.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles