10 maneras fáciles de mejorar la valuación de tu barrio

••• Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Ubicación, ubicación, ubicación. No importa lo que hagas para mejorar tu propiedad, tu barrio siempre influirá en el valor de tu hogar. Rehacer tu cuarto de baño, pintar las paredes o cambiar el techo pueden ser los pasos obvios para que tu hogar sea más atractivo, pero ninguna mejora cosmética incrementará su valor del mercado si nadie quiere vivir en tu barrio. Ahora es el momento perfecto para encontrar un nuevo sentido de comunidad en lugar de alienarte aún más dentro de las cuatro paredes a las que llamas hogar. El hogar puede ser el lugar donde tenemos nuestro corazón, pero el barrio en el que vives es donde el corazón está firmemente plantado. El barrio debe ser cuidado, y atendido como si fuera propio, simplemente porque lo es.

Overview

Ubicación, ubicación, ubicación. No importa lo que hagas para mejorar tu propiedad, tu barrio siempre influirá en el valor de tu hogar. Rehacer tu cuarto de baño, pintar las paredes o cambiar el techo pueden ser los pasos obvios para que tu hogar sea más atractivo, pero ninguna mejora cosmética incrementará su valor del mercado si nadie quiere vivir en tu barrio. Ahora es el momento perfecto para encontrar un nuevo sentido de comunidad en lugar de alienarte aún más dentro de las cuatro paredes a las que llamas hogar. El hogar puede ser el lugar donde tenemos nuestro corazón, pero el barrio en el que vives es donde el corazón está firmemente plantado. El barrio debe ser cuidado, y atendido como si fuera propio, simplemente porque lo es.

Mejora tu propiedad

Comstock/Comstock/Getty Images

Piensa en esto como enseñar con el ejemplo. Mira tu hogar, y a ti mismo primero y piensa cómo puedes hacerlo más agradable estéticamente. Realiza unos pequeños arreglos. No necesitas llamar a una constructora, o contratar pintores, pero considera retocar los ribetes, cambiar las canaletas o quizás algo tan simple como poner un nuevo buzón. No sólo tus vecinos te verán trabajando, sino que también envidiarán el resultado. La mayoría tiene orgullo de su propia casa y notarás que las mejoras del hogar pueden ser contagiosas.

Trabaja con tus vecinos

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

No necesitas ser el Sr. Rogers (famoso conductor de televisión norteamericano, creador del show “Mister Rogers' Neighborhood”) para comenzar a dialogar con tus vecinos. Recuerda que más allá de las decoraciones de Navidad, están en esto juntos. Averigua qué quieren hacer tus vecinos para mejorar sus hogares, así podrás contactar constructoras y paisajistas para conseguir un descuento como grupo. Cada uno puede aportar diferentes habilidades, así que trabajen juntos para lograr el objetivo común de mejorar el barrio. Piénsalo como en el cuento de Sopa de Piedras (donde toda la comunidad aporta un ingrediente para cocinar una deliciosa sopa), pero en este caso para mejorar el barrio.

Mantén el barrio limpio

La limpieza es sumamente importante. Proponte mantener el barrio libre de desperdicios, sin importar qué tan insignificantes sean. La limpieza de las calles debería realizarse una vez por semana, pero de todas maneras deberías preocuparte por levantar la basura que veas tirada. Es bueno para ti, es bueno para el medio ambiente y es bueno para el barrio.

Cuida los lotes vacíos

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

El auge inmobiliario y su consecuente caída, dejó a muchos dueños en casas situadas en barrios con lotes vacíos que aún esperan ser construidos. No son tu responsabilidad, pero una selva amazónica va a sobresalir mucho más al lado de tu cuidado jardín. No necesitas cuidarlo como si fuera la cancha del Parque Fenway, pero si notas que el lote al otro lado de la calle está descuidado, te sorprenderá el cambio que puedes lograr en poco tiempo con una desmalezadora.

Trabaja con agentes inmobiliarios

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Una de las claves para aumentar el valor de tu barrio es traer otros dueños en lugar de inquilinos. Éstos son fantásticos, pero no invierten en las propiedades ni en el barrio, de la misma manera que los dueños. Desarrolla una relación con los agentes inmobiliarios que estén trabajando en tu barrio. Puede que no sea el mismo interés, pero están preocupados en vender las casas vacantes. Averigua cuándo se realizan las muestras de casas abiertas y comparte sugerencias y consejos con los agentes. Puede que al final terminen aprendiendo algo uno del otro.

Mejora la decoración de tu jardín

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Tu jardín no sólo dice algo sobre tu hogar, sino también sobre tu barrio. No tienes que ser un amante de la vegetación para apreciar un césped relativamente bien cuidado pero, si vas a hacerlo bien, te va a llevar un poco más que pasar la cortadora de césped los fines de semana. Agregar árboles jóvenes o arbustos, y mantener su tamaño actual, no requiere mucho trabajo pero el esfuerzo vale realmente la pena.

Mejora las escuelas de tu barrio

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Las familias, o parejas que están planeando tener una familia, considerarán el sistema escolar de la zona como un factor clave al decidir si quieren o no mudarse a ese barrio. Incluso si no tienes niños en edad escolar, es importante que te intereses en la manutención, el progreso y las inevitables políticas de las escuelas del barrio para ayudarlo a alcanzar y mantener su máximo potencial.

Promueve el orden público

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Un barrio seguro es un barrio atractivo. Reúnete con tus vecinos y crea un sistema de vigilancia barrial o presiona a tus representantes locales para que mejoren y hagan más visible el control policial. No necesitas un equipo SWAT listo para entrar en acción, pero una aparentemente inofensiva patrulla nocturna traerá tranquilidad.

Insiste en reparación de infraestructura

Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images

Las aceras rotas, con agujeros o rajaduras son lo suficientemente irritantes para ti, así que imagínate lo que puede pensar un potencial comprador de casas si las calles son trampas para tanques. Tómate el tiempo para participar de un Concejo ciudadano, reuniéndote y negociando la reparación de las calles. Unas pocas palabras bien elegidas, combinadas con un poco de perseverancia, pueden llevarte por buen camino.

Cuida los espacios comunes

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Los parques y las áreas de recreación generalmente están en las manos del gobierno local, pero eso no significa que tú y tus vecinos no deban interesarse en su mantenimiento. Cultiva el orgullo comunitario de estas áreas. Trabajen juntos para que nada se les pase por alto y las mismas sigan siendo limpias y seguras.

Más reciente

×