Cómo ablandar el pecho de res para asar ahumado en Texas

En muchos lugares el asado incluye al cerdo, pero Texas es conocida por su pecho de res asado. Uno de los cortes de carne más duros que en las manos de los cocineros de Texas se hace tierno y perfecto porque lo cocinan a baja temperatura por muchas horas. Para asegurarte de que esté tierno debes comenzar por seleccionar el corte crudo perfecto. Aparte de esto, hay una variedad de técnicas que puedes usar durante la cocción o después para que sea más tierno.

Passo 1

Elige un pecho de res de "primera selección". Los de menor calidad pueden no ablandarse.

Passo 2

Compra un pecho de res que sea flexible. Hay grados de flexibilidad en este corte y los que puedes doblar con facilidad hacia uno y otro lado son los que son más tiernos para cocinar.

Passo 3

Deja la grasa o parte de ella antes de cocinarlo. La grasa ayuda a que la carne sea más tierna.

Passo 4

Marina el corte durante toda una noche para comenzar el proceso de ablandado. Usa la marinada favorita que compras en el almacén o una que puedas hacer tú mismo.

Passo 5

Inyecta la carne con una solución para ayudar a que las fibras se hagan más tiernas. Esto le agrega humedad y sabor también. Frota la parte de afuera de la carne con una mezcla de condimentos para aumentar el sabor, si quieres.

Passo 1

Coloca el pecho de res en el asador con la parte grasa hacia arriba para que humedezca naturalmente la carne.

Passo 2

Frota el pecho de res al menos una vez por hora con una solución líquida para mantenerlo humectado y mantén el interior del ahumador húmedo. Esto te ayudará a que la carne se ponga más tierna.

Passo 3

Cocina a unos 200° a 225º F (93,33º C a 107,22º C) por el tiempo que tome para que la carne llegue a una temperatura interior de 190º F (87,77º C). Aunque va a ser seguro comer el pecho de res cuando llegue a los 150º F (65,50º C), a esa temperatura todavía no estará totalmente blando.

Passo 1

Saca el pecho de res del asador cuando haya llegado a la temperatura que elegiste. Envuélvelo en papel de aluminio y ponlo dentro de una caja o un enfriador seco, bien acolchado con toallas o papel de diario arrugado. Esto va a hacer que mantenga la temperatura correcta por unas horas.

Passo 2

Corta la carne a través de las fibras cuando la sirvas. Remueve la punta y córtala en rodajas porque allí las fibras corren en una dirección diferente.

Passo 3

Re-calienta el pecho de res si se enfría demasiado colocando las rodajas en un recipiente de aluminio descartable cubierto de salsa para asado. Caliéntalo despacio en el ahumador.

Más reciente

×