Cómo añadir nuevos tatuajes a los que ya tienes

Creatas Images/Creatas/Getty Images

Los tatuajes pueden ser como las papas fritas: una vez que tienes uno, seguramente querrás más. En vez de colocarte algunos al azar en las rodillas, los codos y las pantorrillas, es posible añadir nuevos diseños a los que ya tienes de una forma que creen una agradable y armónica imagen general. Es de especial utilidad elegir un tema, aunque esto no es estrictamente necesario siempre y cuando cuides que todo aluda al mismo tipo o estilo, para que tu cuerpo no termine cubierto con una masa de arte discordante. Agrega nuevos tatuajes con un poco de previsión en unos cuantos pasos sencillos.

Paso 1

Evalúa los tatuajes que ya tienes. Echa un vistazo a la colocación, la temática y el estilo y piensa en lo que podría encajar en tu próxima entrega.

Paso 2

Decide dónde quieres colocarte uno nuevo. La ubicación puede ser determinada por tus tatuajes ya existentes o sólo por tu gusto de tener un nuevo diseño en un sitio determinado. Si ya tienes un bíceps cubierto, tal vez querrás empezar a añadir nuevas imágenes a tu otro brazo. Si ya has adornado una de tus piernas, comienza a trabajar en la extremidad contraria. A mucha gente le gusta lo simétrico, por lo que este es un camino fácil de seguir cuando se trata de añadir nuevos tatuajes.

Paso 3

Decide qué será tu nuevo tatuaje. Es posible que desees que coincida con tu estado de ánimo de este momento y con el tema de tus tatuajes existentes o que sea todo lo contrario. Si por ejemplo, si tienes motivos de dragones, arañas y serpientes, tu cuerpo puede estar clamando por un diseño que represente algún tipo de esqueleto animal. Las pieles ataviadas con flores y mariposas pueden pedir un corazón. El arte tribal funciona bien para complementando prácticamente cualquier tatuaje, además de que te permite elegir para esta ocasión, líneas más gruesas o más delgadas y nuevos esquemas entrelazados.

Paso 4

Dibuja un boceto del nuevo tatuaje para determinar el tamaño, la forma y los detalles que deben ser incluidos. Juega un poco con el tamaño, la forma y otros aspectos para que el tatuaje se ajuste donde lo quieres y de la forma en que habías pensado. También puedes ir a un estudio local de tatuajes y pedirle al artista que diseñe algo para ti, basándose en lo que has pensado.

Paso 5

Practica con tu diseño. Haz una fotocopia de tu dibujo y recórtala. De esa manera tendrás la libertad de poner tu diseño en diferentes áreas de tu cuerpo para ver dónde combina mejor con los diseños ya existentes.

Paso 6

Finaliza el diseño. Esto lo puedes hacer solo o con la ayuda del mejor artista del tatuaje que conozcas. Las aportaciones de otras personas pueden ser útiles o también molestas y llenas de ideas que odiarás. Nunca olvides que se trata de tu cuerpo y que con respecto a él, tú tomas la decisión final.

Más reciente

×