Cómo arreglar una puerta cuando el marco está dañado

••• Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Las puertas y marcos sufren daños, especialmente si tienes niños o alquilas una propiedad. Los marcos pueden estar hechos de madera sólida o, con más frecuencia, de madera aglomerada. Aunque las puertas y marcos de madera conglomerada son económicos, se raspan o tallan con facilidad. El daño en la superficie es fácil de reparar, pero si el marco está rajado o tiene daños graves, probablemente debas reemplazar el marco.

Passo 1

Lava la puerta y marco con una solución de 1/4 taza de fosfato trisódico y un galón (3,79 l) de agua tibia. El fosfato trisódico es un producto de limpieza alcalino utilizado por pintores profesionales para limpiar rápidamente la grasa y suciedad. Lo que aparenta ser un daño en la puerta, en realidad puede ser solo suciedad y desgaste. Una vez que la superficie esté limpia, puedes evaluar con más precisión el daño.

Passo 2

Martilla pequeños clavos de carpintería en el marco de la puerta cada 12 a 18 pulgadas (30 a 46 cm) si es necesario, si el marco está caído o suelto. Aplica pegamento para madera en las uniones sueltas y ajusta los tornillos de los elementos metálicos que sostienen la puerta.

Passo 3

Con una espátula, aplica masilla para madera o resina epoxi en las rajaduras o grietas del marco de madera. Suaviza la masilla para nivelarla con la madera circundante y deja secar. Lija con una pieza fina de papel de lija.

Passo 4

Pinta la puerta y marco con una pintura base para madera. Una capa fresca de pintura puede ocultar las pequeñas fallas en una puerta o marco.

Más reciente

×