Cómo asegurar una puerta de vidrio corrediza para evitar que ingrese un intruso

David De Lossy/Photodisc/Getty Images

Es importante asegurar tu hogar y familia contra el ingreso de intrusos. Las puertas de vidrio corredizas suelen ser utilizadas como entrada por ladrones porque las personas olvidan bloquearlas, porque sus mecanismos de bloqueo se debilitan con el tiempo y porque pueden ser forzadas para quitarlas del marco. Añadir seguridad adicional a tus puertas de vidrio corredizas es simple, económico y vale el esfuerzo porque te dará tranquilidad y seguridad.

Paso 1

Consigue una varilla de madera que tenga aproximadamente entre dos y tres pulgadas (5,08 y 7,62 cm) de diámetro. Mientras más gruesa mejor, pero la varilla debe encajar en la guía inferior de la puerta fácilmente.

Paso 2

Mide la cantidad de guía inferior de marco expuesta cuando la puerta corrediza está cerrada y sustrae dos pulgadas (5,08 cm).

Paso 3

Corta la varilla con tu sierra para que se ajuste a la medida tomada.

Paso 4

Inserta la varilla en la guía expuesta. Su presencia prevendrá que la puerta se abra. Las pocas pulgadas sustraídas te permitirán quitar la varilla al abrir la puerta.

Paso 5

Coloca la varilla en la guía en cualquier momento si necesitas seguridad adicional en tu puerta de vidrio corrediza.

Más reciente

×