Cómo hacer una planta de biogás en casa con estiércol de vaca

••• David De Lossy/Photodisc/Getty Images

El biogás es un producto natural que surge de la digestión bacteriana de los residuos orgánicos. Es gas metano en un 50 a 65 por ciento, o incluso más. El metano es un poderoso gas de efecto invernadero cuando es liberado a la atmósfera, pero quemándolo como combustible para cocinar, calentar o hacer funcionar un generador, es una energía más limpia que la gasolina o que la madera. El biogás puede obtenerse tanto de forma aeróbica, en contacto con el aire, como anaeróbica, en una cámara sellada, que es el método más común, ya que la recogida de los gases es más simple y evita el mal olor. Para el uso doméstico, se pueden fabricar pequeños grupos de digestores.

Passo 1

Inserta el tubo de 12 pulgadas aproximadamente hasta la mitad de su longitud dentro del bidón, a través del agujero más pequeño. Luego, séllalo bien, esparciendo el sellador compuesto alrededor del agujero hasta que quede hermético.

Passo 2

Conecta la unión "T" en la parte superior del tubo de 12 pulgadas con el de 8 pulgadas unido a la "T" en su extremo superior. Atornilla la válvula de cierre en la parte superior del tubo de 8 pulgadas, asegurándote que todas las conexiones queden bien selladas.

Passo 3

Adjunta un tubo de cuatro o cinco pies de largo en la abertura lateral de la unión "T". Coloca un trozo de tubo de plástico con el largo suficiente como para que llegue a tu cocina a gas, a los calentadores u a otros aparatos.

Passo 4

Retira la válvula de la cámara de neumático y conecta el extremo del tubo de plástico a ella, sellando la unión con el sellador.

Passo 5

Llena el bidón con una mezcla de dos partes de agua por una de estiércol de vaca hasta esté a unas 8 o 10 pulgadas del borde superior. Agrega el iniciador de bacterias y revuelve la mezcla con el mango de una escoba. Tapa el agujero grande con fuerza, pero sin usar el sellador, ya que deberás volver a abrirlo cuando sea necesario.

Más reciente

×