Cómo asistir a un perro muy acalorado

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Los perros no toleran mucho el calor. El pelo que les cubre todo el cuerpo les impide sudar. La única superficie externa que no está cubierta de pelo son las almohadillas de sus patas (lo que explica las huellas de patas húmedas que encuentras en la acera los días de verano calurosos). Ya que tu perro suda tan poco, es muy importante que identifiques los signos de cansancio extremo por el calor y aquellos de los golpes de calor, y que sepas cómo tratarlos en caso de que ocurrieran. Saber qué hacer cuando el perro está acalorado y actuar con rapidez puede salvar su vida.

Paso 1

Saca a tu perro del calor. Ponlo en la sombra o en un automóvil o casa con aire acondicionado.

Paso 2

Usa un trapo húmedo y fresco para refrescar la cara del perro y las almohadillas de sus patas (Ver referencias 1). Así, se producirá una evaporación y el calor se disipará. Ofrécele agua fresca para beber.

Paso 3

Sumérgelo en agua fresca lo más pronto posible, humedeciendo su pelaje por completo.

Paso 4

Usa un termómetro rectal bien lubricado para controlar su temperatura cada cinco minutos. Puedes trasladar a tu perro con seguridad cuando el termómetro indique una temperatura de 103 grados Fahrenheit (39,4 grados centígrados) o más baja.

Paso 5

Seca a tu perro con una toalla.

Paso 6

Llévalo al veterinario para continuar con el tratamiento.

Más reciente

×