Cómo aumentar la viscosidad del jabón de Castilla líquido

Paul Tearle/Stockbyte/Getty Images

El jabón de Castilla es un jabón natural a base de aceite vegetal (aceite de oliva, tradicionalmente) en lugar de sustancias sintéticas. Ya que carece de los ingredientes químicos que a menudo se encuentran en los jabones convencionales, el jabón de Castilla no sólo es mejor para la piel sino también para el medio ambiente ya que es mucho más biodegradable. Quienes prefieran reducir las huellas de carbono, deben utilizar jabón de Castilla para el cuidado de la piel y el cabello y para la limpieza del hogar (limpiadores de superficies, para lavandería y para lavar los platos). El jabón de Castilla líquido es liviano y de consistencia aguada pero puedes hacerlo más viscoso si lo deseas.

Paso 1

Con la ayuda de una taza dosificadora, mide 1 taza=8 onzas (0,24 litros) del jabón de Castilla líquido que utilizas y viértelo en un recipiente.

Paso 2

Luego mide 1/2 taza=4 onzas (0,12 litros) de sal de mesa común. Añade la sal en el recipiente junto con el jabón de Castilla.

Paso 3

Revuelve el jabón líquido y la sal con una cuchara u otro utensilio para combinar los ingredientes; la mezcla de jabón de Castilla comenzará a ser más espesa.

Paso 4

Con cuidado, vierte la mezcla espesa de jabón dentro de una botella limpia o un dosificador; puedes usar un embudo para facilitar este proceso.

Paso 5

Utiliza esta mezcla de jabón de Castilla espeso como gustes.

Más reciente

×